TENDENCIAS

La película que intenta desvelar a Mandela, el hombre que todos conocen y pocos saben cómo es

12/12/2013 10:48 CET | Actualizado 12/12/2013 10:49 CET

Algunos aspectos surrealistas del funeral de Nelson Mandela dan buena muestra de cómo la figura del político sudafricano trascendió hace mucho tiempo los límites del la cultura pop. Y así ocurre en cierto modo en la aproximación que Justin Chadwick hace de él en la inminente biografía cinematográfica Mandela: Del mito al hombre, que se proyecta estos días en el Festival de Cine de Dubai antes de estrenarse en salas españolas en 2014. Esa elocuente traducción libre al castellano del título original (Long walk to freedom -Largo camino hacia la libertad) deja a las claras las intenciones de una película que requiere en ocasiones de un héroe palomitero tanto como de la versión más humana del personaje real que inspiró a millones. El doble trabajo recae sobre los hombros de Idris Elba y, de forma indirecta, en Naomie Harris como Winnie Mandela.

Apenas cabe comparación de esta nueva aproximación de Mandela anterior a su llegada al poder con la de Clint Eastwood y Morgan Freeman en Invictus, que resulta más específica y política y está centrada en un momento histórico y vital muy distinto. Justin Chadwick recurre a las 700 páginas de las memorias publicadas por el propio Mandela para abarcar más aspectos personales de sus primeros 70 años de vida y pasar deliberadamente por todos ellos sin excesivas profundidades, componiendo un retrato general que favorece las necesidades de una producción cinematográfica de gran formato.

" target="_hplink">Este biopic aborda una historia de amor rota en medio de un conflicto político y un enfrentamiento vital entre dos personas que no pudieron entender el fin del apartheid del mismo modo.

"NINGUNO ERA UN SANTO"

"Son dos personajes complicados porque ninguno de los dos eran santos", nos cuenta Naomie Harris, encargada de dar la réplica a Idris Elba como la controvertida Winnie Mandela. En el caso de Nelson Mandela se muestra cómo abrazó la violencia en algún momento de su lucha y fue su larga experiencia en prisión la que le hizo cambiar y abogar por el camino del perdón, destaca la actriz. "En cuanto a Winnie hay una interesante escala de grises en el personaje que exigía de mucha investigación previa para poder interpretarla con honestidad. Por un lado se encargó de que la figura de su marido se mantuviera viva durante casi tres décadas, mientras él seguía en prisión. Cuando él fue liberado fue difícil tener que echarse a un lado y convertirse de nuevo en la esposa", argumenta acerca de su personaje.

De Winnie Mandela solo recibió una consigna: "Haz tus propias investigaciones y cuenta la verdad". Una responsabilidad que todo el equipo sentía durante el rodaje y que la intérprete británica se tomó demasiado en serio, hasta el punto de dejar que el personaje le calara hasta los huesos. "Aún sigo luchando por desprenderme de él", confiesa a El Huffington Post cuando aún se encuentra en plena promoción de la película. Ella reconoce que saber pocos detalles de los Mandela antes de aceptar el trabajo le ayudó a lograr esa libertad moral que todo actor busca para su personaje.

La actriz sudafricana Lindiwe Matshikiza, encargada de interpretar a la hija del matrimonio Zindzi Mandela, llegaba al proyecto desde la posición opuesta. La actriz es hija del escritor y activista John Matshikiza, quien vivió en el exilio en Londres hasta que Mandela fue liberado de Robben Island. Su madre y abuela formaron parte de la Liga Femenina del Congreso Nacional Africano (ANC), liderada por la propia Winnie Mandela y ella llegó al país con apenas seis años. Lo que ocurre en la película era y es su realidad.

Que en ocasiones se aborde a Mandela como un icono pop es algo que no molesta a Matshikiza, quien entiende que es positivo e incluso necesario que así sea: "Madiba es muchas cosas distintas para mucha gente. Muchos de los detalles que hemos vivido en Sudáfrica cuando se convirtió en nuestro presidente no se han visto a nivel internacional. Incluso dentro del país hay un gran abanico de realidades. Es normal que no se entienda a Mandela en toda su profundidad y no se entenderá hasta que pase un tiempo después de su muerte. Hay demasiadas verdades en torno a un personaje tan grande y esta película intenta desvelar el misterio de un hombre que todo el mundo conoce pero pocos ven tal y como es", explica la actriz.

ADEMÁS

Las frases de Mandela: