INTERNACIONAL

Hollande pide perdón por una broma sobre la seguridad en Argelia

22/12/2013 20:23 CET | Actualizado 22/12/2013 20:23 CET
AFP

El presidente francés, François Hollande, se ha disculpado este domingo por unas declaraciones en las que bromeaba sobre la calidad de la seguridad argelina durante la visita de su ministro del Interior, Manuel Valls, al país norteafricano.

El pasado 16 de noviembre, Hollande desató la ira de los medios argelinos al mencionar que "Valls ha regresado de Argelia sano y salvo, lo que es decir mucho", durante una cena aniversario celebrada por una organización judía.

Poco después, el diario El Watan reprochó al presidente francés sus "patéticas insinuaciones" mientras otros medios titulaban "Argelia indignada". El ministro de Exteriores argelino, Ramtane Lamamra, aseguró que los comentarios de Hollande no reflejaban en modo alguno la situación de seguridad pero solicitó dejar atras cuanto antes el "desafortunado incidente", según explicó a a la agencia oficial APS.

Ahora, la oficina de Hollande ha emitido un comunicado en el que se informa que el presidente "expresa su más sincero lamento por la interpretación que se ha hecho de estas declaraciones, que transmitirá en persona" a su homólogo argelino, Abdelaziz Buteflika.

Millones de descendientes de inmigrantes argelinos viven en Francia y ambos países mantienen una estrecha relación en la lucha contra el terrorismo de Al Qaeda en el norte de África. No obstante, todavía pervive la tensión entre ambos derivada de la época en la que Francia actuó durante más de un siglo como potencia colonial de Argelia hasta la independencia de esta última en 1962 tras una cruenta guerra.

NOTICIA PATROCINADA