INTERNACIONAL

El Canal de Panamá dice que será "agresivo" para que las obras se terminen

05/01/2014 12:39 CET | Actualizado 05/01/2014 12:39 CET
EFE

El administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), Jorge Quijano, ha asegurado hoy que los responsables del proyecto están "preparados para ser un poco agresivos" y asegurarse de que la obra se haga "lo más pronto posible".

En una entrevista publicada hoy por el diario El País, Quijano ha señalado que "no nos vamos a quedar aquí esperando a que siga el tiempo" sin reaccionar, después de que el consorcio que construye la ampliación del Canal anunciara que suspenderá las obras si no se le reconocen un sobrecoste de unos 1.600 millones de dólares (1.168 millones de euros).

"Con un paro va a haber algunos retrasos adicionales", ha reconocido, aunque confía en "ser lo suficientemente ágil (...) para que en el peor de los cosas poder retomar la obra y terminarla".

Quijano también ha apuntado que el consorcio "tiene que adjuntar información adicional a la carta" de preaviso de suspensión de las obras, para justificar "cada uno de esos cargos, para evaluarlos y ver si tiene algún mérito, cosa que, de salida no los tiene".

El administrador ha defendido que la Autoridad ha sido "fiel al contrato" y "ha pagado religiosamente, para que el contratista tenga flujo de caja y siga con la obra".

PROBLEMAS GEOLÓGICOS "IMPREVISTOS"

Por su parte, el consorcio encargado la construcción de las nuevas esclusas en la ampliación del Canal de Panamá, el Grupo Unidos por el Canal (GUPC), en el que participa la empresa española Sacyr, atribuye los sobrecostes a problemas geológicos no detectados, según manifestó el sábado el gerente del GUPC José Peláez.

En declaraciones a la prensa, Peláez ha precisado que los problemas geológicos fueron detectados a lo largo de al menos 2,5 kilómetros de extensión en la zona del océano Pacífico y ha asegurado que la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) no las localizó antes de convocar la licitación para la ampliación del enclave.

"Esta condición geológica, no previstas por el GUPC y la ACP, ha alterado las condiciones técnicas originales bajo las cuales el GUPC licitó y es por ello que el sobrecosto debe ser asumido por la entidad licitante", ha declarado Peláez, gerente del proyecto de construcción de las esclusas en el Atlántico.

El representante del GUPC -también integrado por la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Cusa- ha adelantado que el cumplimiento del contrato no solo implica el coste de la ejecución de las obras pueda duplicarse o triplicarse, sino que no hay garantías técnicas sobre el diseño de cara al futuro.

El coordinador de la Junta Directiva del GUPC, Paolo Möder, ha señalado este sábado que la ACP se ha negado a sentarse en la mesa de negociaciones a fin de evitar la suspensión de las obras del proyecto de ampliación en el estrecho panameño.

ANA PASTOR, ENVIADA

La ministra de Fomento, Ana Pastor, y el secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica, Jesús Manuel Gracia, se reunirán mañana en Panamá con el presidente del país, Ricardo Martinelli, para abordar la situación del Canal de Panamá, convertida en un conflicto diplomático.

Pastor mantendrá otras dos reuniones durante su visita a Panamá para tratar el mismo asunto, una con los responsables del consorcio que construye la ampliación del Canal y otra con el ministro para Asuntos del Canal, Roberto Roy, y el administrador de la Autoridad del Canal, Jorge Quijano.

La ministra se reunirá a las 7.30 hora local (12.30 GMT) con los responsables del consorcio Grupo Unidos por el Canal (GUPC), que construye la ampliación del Canal. La jornada continuará con el encuentro con Martinelli a las 9.30 hora local (14.30 GMT) en el Palacio de las Garzas y cerrará con la reunión con Roy y Quijano a las 14.30 hora local (19.30 GMT).

Con esta visita, Pastor pretende "ayudar" y "mediar" en la resolución del conflicto desatado después de que el consorcio, liderado por la española Sacyr, anunciara que planea paralizar las obras.