POLÍTICA

Txeroki se niega a declarar al creer que la Audiencia Nacional no tiene autoridad para juzgarle

15/01/2014 11:22 CET | Actualizado 15/01/2014 13:06 CET
EFE

La Audiencia Nacional no tiene jurisdicción sobre ciudadanos de Euskal Herria y por lo tanto Txeroki no tiene por qué declarar. Esa es la versión del ex jefe militar de la banda terrorista ETA, Garikoitz Aspiazu Rubina, alias 'Txeroki', que se ha negado este miércoles a declarar en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por un atentado cometido en la Bolsa de Bilbao en 2002, al no reconocer al tribunal su autoridad para 'juzgar a los ciudadanos del País Vasco'.

Al comienzo de la vista oral, celebrada en la sede que el órgano judicial tiene en San Fernando de Henares (Madrid), el ex dirigente etarra se ha limitado a manifestar en euskera: "No autorizo a juzgar a los ciudadanos del País Vasco y no voy a contestar a ninguna pregunta".

'Txeroki' se enfrenta a diez años de cárcel como presunto responsable de un delito de estragos terrorista en grado de tentativa y a una pena de 20 años de inhabilitación absoluta por participar el 4 de marzo de 2002 en la colocación de un artefacto explosivo en la Bolsa de Bilbao que no llegó a estallar.

Según el escrito de conclusiones provisionales del Ministerio Público, 'Txeroki' integraba, junto a Idoia Mendizábal Mújica y Asier Arzallus Goñi, el 'comando Olaia' de ETA cuando acordaron participar en esta acción, que representaba 'un peligro para la vida de las personas' que se hubieran encontrado en el lugar de los hechos.

El 4 de marzo de 2002, el comando acordó así colocar un artefacto explosivo en los servicios de caballero del edificio de la Bolsa de Bilbao de la localidad de Galdakao. La bomba estaba compuesta por 19,7 kilos de cloratita, 35 gramos de dinamita Titadyn, cuatro detonadores, un iniciador eléctrico y un temporizador, si bien no llegó a explotar porque se produjo un fallo en el sistema de iniciación.