POLÍTICA

Rajoy, sobre Cataluña: "Se están tomando decisiones unilaterales una tras otra sin buscar diálogo"

17/01/2014 16:53 CET | Actualizado 17/01/2014 17:33 CET

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este viernes que siempre ha estado abierto a hablar con Cataluña, pero que la Generalitat está tomando "decisiones unilaterales una tras de otra sin pretender llegar a entendimiento" y sin "comunicárselas a nadie", lo que hace "imposible el diálogo".

Rajoy ha respondido así, en la rueda de prensa que ha ofrecido en el Palacio de la Moncloa junto al presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, al ser preguntado por la propuesta de pedir al Congreso la transferencia de competencias para una consulta soberanista, aprobada este jueves en el Parlament catalán.

Así, el jefe del Ejecutivo, que ha recalcado que "la soberanía reside sobre el conjunto del pueblo español", ha lamentado el "continuo proceso de toma de decisiones unilaterales" adoptadas por Cataluña.

Ha lanzado, además, un mensaje referido a Escocia pero, según ha dicho, aplicable a todos los territorios que quieren independizarse: "Quedarían fuera de la UE, de la ONU, de los tratados internacionales de los que forme parte por ser parte del Reino Unido, fuera del euro si tuviera el euro y provocaría un empobrecimiento". "Eso es información, no opinión", ha subrayado.

"EL GRUESO DE LAS REFORMAS HA QUEDADO ATRÁS"

Rajoy ha asegurado por otro lado que el grueso del trabajo ha quedado atrás, y como muestra de ello, citó la mejora de los índices de confianza, el fin del programa de asistencia al sector financiero, la ausencia de dudas sobre un rescate general al país o la reducción del déficit público. "Ya nadie duda de la estabilidad económica de España", subrayó.

El jefe del Ejecutivo ha afirmado que estos datos ponen de manifiesto que las reformas acometidas tanto en Europa como en España están "finalmente dando sus frutos" y que gracias a los "grandes esfuerzos" de los españoles la economía está mostrando signos claros de recuperación.

Junto con las reformas en España, Rajoy resaltó que a esta recuperación también ha contribuido que la UE haya restablecido "la confianza en la estabilidad del euro", así como la adopción en el tiempo previsto de los mecanismos e instrumentos necesarios para poner en marcha la unión bancaria. "Se ha pasado de hablar sólo de austeridad a poner en marcha iniciativas para el crecimiento y el empleo", subrayó el jefe del Ejecutivo.

Durao Barroso ha recalcado asimismo que la eventual separación de una parte de un Estado miembro de la UE tendría consecuencias desde el punto de vista de los tratados comunitarios y se convertiría en 'un país tercero'. 'Esto es claro, para que no haya dudas', ha recalcado.