INTERNACIONAL

Vuelve la violencia a las calles de Kiev con enfrentamientos entre Policía y manifestantes

25/01/2014 11:04 CET | Actualizado 25/01/2014 11:04 CET

Manifestantes ucranianos y efectivos antidisturbios han puesto en la noche de este sábado en peligro la tregua acordada el jueves entre Gobierno y oposición al reanudarse los enfrentamientos en las inmediaciones del estadio del Dinamo Kiev.

Poco después de que el presidente ucraniano, Víktor Yanukóvich, accediera a la reestructuración del Gobierno y la revisión de las leyes "dictatoriales", los manifestantes volvieron a lanzar cócteles molotov y adoquines contra la policía.

Los manifestantes, que habían fortificado durante los últimos dos días con sacos de nieve las barricadas tras los autobuses calcinados, han creado una nueva cadena de fuego que alimentan con neumáticos para mantener a raya a los antidisturbios.

En respuesta, la policía ha reaccionado con el lanzamiento de granadas aturdidoras, chorros de agua para sofocar los incendios y grandes focos para deslumbrar a los manifestantes que osan acercarse a la vanguardia de la línea de frente del estadio.

SE HABÍA RESPETADO LA TREGUA

Hasta ahora, ambas partes habían respetado religiosamente el cese de las hostilidades que abrió la puerta a la celebración de negociaciones entre los líderes opositores y Yanukóvich.

Mientras, se informó de que hace unas horas un policía fue asesinado de un disparo en la cabeza en Kiev cuando regresaba a su domicilio. Además, otro policía fue herido con arma blanca en el Euromaidán ("maidán", plaza en ucraniano), mientras otros dos agentes del orden han sido apresados por los guardias que se encargan de la seguridad en el campamento opositor.

El policía herido fue liberado y ya se encuentra hospitalizado, mientras se desconoce la suerte de sus dos colegas.