POLÍTICA

Los presos de ETA creen que el Gobierno "está sólo con su violencia"

31/01/2014 09:17 CET | Actualizado 31/01/2014 09:42 CET
EFE

El colectivo de presos de ETA (EPPK por sus siglas en euskera) ha difundido un comunicado recogido este viernes por el diario GARA en el que asegura que el Gobierno español "está solo con su violencia".

Según el documento, la redada que ha derivado en el encarcelamiento de ocho personas que ejercían funciones de mediación para EPPK pretendía "reventar" el cambio abierto por la declaración del 28 de diciembre, en la que el colectivo se mostraba abierto a explorar las vías legales para lograr acercamientos y excarcelaciones. No obstante, la ofensiva llega "tarde" y de modo "torpe", dado que "la determinación de EPPK es total".

Añade Gara que "pese a remarcar la gravedad de la operación, el colectivo destaca que uno de los objetivos era 'aislar a EPPK' y el efecto producido ha sido justo el contrario".

"EPPK seguirá desarrollando su línea, con el apoyo de la ciudadanía, y al Gobierno español el tiempo se le escapa entre las manos. Cada vez que dice que no cambiará la política carcelaria, está anticipando que tendrá que cambiarla. Tiene que entender que, pronto o tarde, deberá responder positivamente a la voluntad ciudadana: ha llegado el momento de acabar con la dispersión", advierten los presos.

En un repaso cronológico, EPPK saluda que su declaración de diciembre "ha hecho moverse los cimientos", y destaca que haya logrado reacciones positivas en el ámbito internacional. "Cada uno ha hecho su propia lectura. Ahora avanzamos con amplio apoyo social y político. El Gobierno español se ha quedado al margen, atrapado en su no".

El comunicado alude a "la rueda de prensa ofrecida en Durango por los amigos que han hablado sin cadenas, los expresos". Y destaca que "el Gobierno no quería ver esa imagen, pero sobre todo no quería oír el mensaje".

La nota concluye que "el largo encarcelamiento no ha provocado una ruptura con la ciudadanía. Ha sido una iniciativa digna, responsable, constructiva y positiva, de gran valor para nosotros", mantienen los presos vascos.

EPPK, según Gara, "otorga gran importancia también a la manifestación del 11 de enero. Tras constatar que, con el veto a Tantaz Tanta, el Estado español buscaba 'paralizar' cualquier impulso al proceso político, no elude elogios por la respuesta. Califica la actitud de los agentes políticos y sociales de 'ejemplar', y la de la ciudadanía de 'increíble'".

En opinión del colectivo, la movilización ha marcado un nuevo jalón que reclama ahora "continuidad" de modo que pueda convertirse en "eficaz e irreversible".

NOTICIA PATROCINADA