NOTICIAS

Pedro J. Ramírez se despide de la dirección de 'El Mundo' con esta carta

02/02/2014 10:37 CET | Actualizado 02/02/2014 15:01 CET
GTRES

Pedro J. Ramírez, que desde este domingo deja de ser director de El Mundo, afirma que "el periodismo es una forma de vida que adquiere valor en sí misma, la forma de vida más digna y emocionante a la que cabe dedicar el tiempo de cada uno sobre esta tierra".

Ramírez se despide en la edición de este domingo del cargo que ha ostentado durante 25 años al frente del periódico a través de su última 'Carta del Director', la que hace la número 8.808 y que titula "Cambia el director, sigue la orquesta".

En ella, Pedro J. atribuye su cese a los propietarios del periódico "quienes, en uso de sus legítimas atribuciones, han decidido poner fin a esta etapa". "El poder había convertido a El Mundo en un apestado y las grandes empresas del Ibex "actuaron en consecuencia", escribe.

Pedro J. Ramírez opina que "es innegable que las relaciones con el Gobierno y las demás instituciones del Estado forman parte del marco en el que desarrolla su actividad una empresa periodística e inciden en la marcha del negocio".

RAJOY "APUESTA POR UN GOBIERNO SIN PERIÓDICOS"

"Está claro que Rajoy apuesta por el mito de 'un Gobierno sin periódicos' -en realidad sueña con un Gobierno sin país- y ha optado por convertir la crítica y la denuncia en una mercancía cada vez más onerosa para los editores", asevera.

El aún director se lamenta por dejar el periódico sin haber podido resolver, entre otros, la liberación de su corresponsal secuestrado el año pasado en Siria Javier Espinosa.

El periodista riojano declara en su última Carta del Director haber sido "fiel" a los principios fundacionales de El Mundo entre los que destaca la promesa de "no servir jamás a otro interés que el del público", y apunta a que seguirá ligado a la editora del diario, Unidad Editorial.

Pedro J. Ramírez ofrece todo su apoyo al que será su sucesor al frente del periódico, Casimiro García-Abadillo, de quien dice no tener ninguna duda "ni de su excepcional talento profesional, ni de su integridad personal, ni de su compromiso con todos estos valores".

"Hasta nuestros más enconados enemigos reconocen que la España de este último cuarto de siglo habría sido distinta, y probablemente peor, sin un diario como El Mundo", concluye.

OFRECIDO POR NISSAN