El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no podría acceder a una de las becas Erasmus que financia el ministerio de Educación, cuyos requisitos siguen indignando a los universitarios.

Educación anunció este jueves que exigirá un nivel de idioma B2 (intermedio-alto) o equivalente y tener aprobados un mínimo de 60 créditos en la carrera para acceder a una de las 10.000 becas Erasmus que financia. El problema principal, según indican expertos y estudiantes, es que no es tan sencillo alcanzar ese control de un idioma.

"No sé si es muy lógico lo que se pide. Hasta ahora, la filosofía principal de las Erasmus era que cualquiera podía ir a un país extranjero a estudiar durante un curso y sumergirse así en el idioma y en la cultura. Si se supone que vas a aprender un idioma, pero a la vez te exigen un nivel bastante alto... me suena un poco raro", explica Julio Redondas, director de Comunicación de Cambridge University Press.

Redondas tiene la impresión de que "mucha gente se va a quedar descolgada" porque subraya que conseguir el nivel B2 de una idioma "no es una cosa sencilla" y asegura que no se sale con ese nivel, "ni de lejos", de la mayor parte de los centros de secundaria.

¿La consecuencia, según los estudiantes? Que sólo tendrá ese nivel y, por tanto, únicamente podrá alcanzar una de esas becas el que se pueda pagar una academia privada que complete la formación en idiomas.

SI NO PAGAS, "NO LLEGAS"

"Para tener un título de B2 tienes que pagar unas tasas, tienes que hacer cursos porque, si no, no llegas. Se supone que cuando quieres esta beca es para profundizar en el idioma, no porque ya sepas hablarlo", señala Laura Calderón, portavoz del Sindicato de Estudiantes. En su opinión, los nuevos requisitos son "una nueva traba" para poder acceder a las ayudas en "la línea" del Gobierno de "recortar la educación".

Fuentes de Educación consultadas por El Huffington Post recalcan que el requisito del B2 y los 60 créditos aprobados son únicamente para las 10.000 becas del ministerio, que incluirán unos 100 euros más (una media de 350 euros por alumno y mes) que las 30.000 financiadas por la UE (250 euros), para las que habrá que cumplir criterios menos exigentes.

Las mismas fuentes admiten que para conseguir una beca del ministerio habrá que demostrar el dominio (con nivel B2) del idioma en el que se impartan las clases en la Universidad. Es decir, explican, si el alumno va de Erasmus a Polonia y en su centro las clases se dan en polaco y no en inglés, deberá acreditar un nivel intermedio-alto de polaco.

Los alumnos creen que eso no tiene sentido. "Querrán que todo el mundo se vaya a países angloparlantes, porque, si no, no se explica. Son unos requisitos elitistas en el sentido de que no todo el mundo puede saber polaco, y antes mucha gente se iba a Polonia por ser un país más barato", explica Laura Zornoza, estudiante de periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos que en noviembre abrió una petición de firmas en Change en contra de los recortes en las Erasmus.

Julio Redondas, de Cambridge University Press, señala en la misma dirección: "Puede haber estudiantes que dominen inglés, francés o alemán, pero no sé cuántos españoles tendrán un B2 de checo, noruego o polaco... desde luego, habrá sitios a los que no podrá ir nadie".

TE PUEDE INTERESAR:

Hablan los universitarios que han cursado la Erasmus

Adiós a las becas Séneca

Nuevo hachazo a las becas

Sin inglés, no hay futuro

¿Por qué nos cuesta tanto dominar el inglés?

Las asignaturas pendientes de la enseñanza bilingüe en España

Loading Slideshow...

Loading Slideshow...