TENDENCIAS

Los jardines del Papa se pueden visitar por primera vez (FOTOS)

05/03/2014 11:49 CET | Actualizado 05/03/2014 11:49 CET
Franco Origlia via Getty Images
ROME, ITALY - FEBRUARY 20: The gardens of the Pontifical residence of Castelgandolfo are seen on February 20, 2013 in Rome, Italy. The Apostolic Palace and The Ponifical Villas of Castelgandolfo, 10 miles south Rome, are the summer residence of Popes and will host Pope Benedict XVI during the next conclave. (Photo by Franco Origlia/Getty Images)

Los Jardines pontificios de Castel Gandolfo, la residencia de verano de los papas situada a las afueras de Roma, podrán visitarse por primera vez tras la autorización del Pontífice.

Para visitar los jardines del Papa hay que reservar a través de la página web de los Museos Vaticanos en el sector 'Visitas guiadas'. La visita guiada, de dos horas, cuesta entre 24 y 32 euros, según recoge Europa Press.

El Papa Francisco no tiene intención de pasar sus vacaciones en el palacio de Castel Gandolfo y por eso desea que otras personas puedan disfrutar ver "el arte esplendoroso y la gloria de la naturaleza, que se han unido en ese lugar con un equilibrio admirable", explicó en un comunicado el director de los Museos Vaticanos, Antonio Paolucci.

Benedicto XVI pasó siempre sus vacaciones en Castel Gandolfo huyendo del calor de Roma y permaneció durante los primeros meses tras la renuncia, mientras que Jorge Bergoglio acudió el 23 de marzo pasado a saludar al papa emérito; el 14 de julio para pronunciar el Ángelus y el 15 de agosto para la misa dedicada a la Asunción, pero nunca se ha quedado a dormir.

Las Villas Pontificias de Castelgandolfo es un área de casi 55 hectáreas en los llamados Castillos Romanos, en la provincia de Roma, que fue concedida a la Santa Sede con los Pactos Lateranenses de 1929. Los Papas la han frecuentado desde la época de Urbano VIII, en el siglo XVII.

En el Jardín Barberini, el más accesible y también el menos conocido, se pueden admirar escenarios naturales y arqueológicos, desde el Jardín de la Magnolia, hasta el camino de las Rosas, o el de las Hierbas aromáticas, así como la Plaza de las Encinas o el Jardín del Belvedere.

En este área surgía también la Villa del Emperador Domiciano que se asomaba al lago, de modo que quien visite este lugar también podrá detenerse entre las ruinas del Teatro imperial. Asimismo, si el visitante se asoma la Plaza Cuadrada o a los Jardines del Belvedere podrá ver la región del Lacio hasta el mar.

El complejo pontificio también cuenta con una explotación ganadera con vacas, de las que todos los días se obtienen unos 600 litros de leche que el Vaticano vende en su supermercado y en algunas lecherías locales y una granja.

Castel Gandolfo: los jardines del Papa

ADEMÁS