INTERNACIONAL

Valls se fija la "justicia social" como objetivo durante su toma de posesión

01/04/2014 17:26 CEST | Actualizado 01/04/2014 17:26 CEST
REUTERS

Es el hombre de moda en Francia y la tabla con la que se intenta salvar François Hollande. Manuel Valls ha asumido su cargo como primer ministro en una ceremonia en el palacio de Matignon, donde ha manifestado su agradecimiento a su antecesor en el cargo, Jean-Marc Ayrault, y ha destacado su compromiso con la "justicia social".

Valls ha revelado que al elegirlo como jefe del Ejecutivo francés el presidente Hollande le ha trazado "una hoja de ruta para ir más lejos, más rápido", y en particular "para responder a la demanda de justicia, y de justicia social (...) que las elecciones municipales han revelado con más fuerza todavía".

Una alusión al revés electoral sufrido por los socialistas en particular y por la izquierda en general en los comicios locales, que tuvieron el domingo su colofón con la segunda vuelta.

"Continuaré con el trabajo que usted empezó" para "la recuperación de nuestro país, de nuestra economía, de nuestra industria", ha afirmado Valls dirigiéndose a Ayrault, al que ha dicho que "puede estar orgulloso de lo que ha hecho aquí".

LA DESPEDIDA DE AYRAULT

El primer ministro saliente, con la voz marcada por la emoción, ha insistido en que "servir a Francia y a los franceses (...) es la única preocupación que (le) ha animado" en su acción política.

Una acción -ha añadido- según las directrices que le había marcado Hollande con el objetivo de que Francia "ocupara su lugar en Europa y en el mundo, no sólo como líder político, sino como líder económico", mediante la recuperación económica y la salvaguarda de "su modelo social".

Ayrault ha abandonado el palacete de Matignon en coche, acompañado de su mujer, mientras Valls ha entrado en su nueva residencia para continuar los contactos con vistas a la composición de su Gobierno, que se espera que se haga pública este miércoles.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NOTICIA PATROCINADA