NOTICIAS

Dennis Kimetto bate el récord del mundo de maratón en Berlín

28/09/2014 12:53 CEST | Actualizado 28/09/2014 12:53 CEST
EFE

Aficionado al running, es casi imposible que alcances esta marca. El keniano Dennis Kimetto rompió este domingo en Berlín el récord mundial de maratón al correr la distancia de algo más de 42 kilómetros en 2h:02:57 rebajando en 26 segundos la plusmarca que estaba en poder desde 2013 de su compatriota Wilson Kipsang.

Kimetto fue seguido en la meta por su compatriota Emmanuel Mutai con quien libró un gran duelo que sólo logró inclinar a su favor hacia el kilómetro 38 cuando logró abrir un boquete de unos diez metros que su rival no podría volver a cerrar.

¿Una maratón por debajo de las dos horas?

Mutai llegó a la meta sólo 17 segundos después de Kimetto con lo que logró la segunda mejor marca de la historia del maratón, superando también el anterior récord de Kipsang.

La carrera tuvo desde el comienzo buenos auspicios con un clima ideal, con sol y temperaturas que al comienzo estuvieron en torno a los 9 grados centígrados. El grupo de punta corrió la primera mitad de la carrera en un ritmo levemente más bajo que el de hace un año, que había llevado al récord de Kipsang.

La marca de los 20 kilómetros la pasó el grupo encabezado por Kimetto y Mutai en 58:35, 15 segundos por encima del registro que había tenido hacia un año en ese punto el grupo de Kipsang. Al paso de los 30 kilómetros la situación se había invertido y el grupo estaba 24 segundos por debajo del récord del mundo.

Poco después, las liebres dejaron la carrera y Mutai lanzó un ataque que sólo pudieron seguir Kimetto y el también keniano Geofrey Kamworor. Kamworor no duró mucho en el grupo delantero, donde Mutai intentó varios ataques que Kimetto respondió y, en medio del duelo, se dio una aceleración que llevó a que en el kilómetro 35 el registro parcial estuviera 49 segundos por debajo del récord mundial. Después del ataque de Kimetto, hacia el kilómetro 38 y que decidiría la carrera, el ritmo bajó un poco.

Los dos corredores exprimieron sus fuerzas y terminaron la carrera con marcas históricas. Kamworor, por su parte, pagó el esfuerzo de seguir en el grupo de los mejores y perdió también el tercer puesto a manos del etíope Abera Kuma, que llegó con casi tres minutos de retraso con respecto al plusmarquista mundial.

TE PUEDE INTERESAR