POLÍTICA

Rajoy sobre la alternativa al 9-N de Mas: "No sé cuál es"

15/10/2014 10:12 CEST | Actualizado 15/10/2014 11:11 CEST
JJ GUILLÉN/EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha dado por muerta la consulta soberanista en Cataluña del próximo 9 de noviembre y ha asegurado que "ahora" se abre el "camino del diálogo". Eso sí, ha advertido que el Ejecutivo recurrirá a los tribunales si el presidente de la Generalitat, Artur Mas, plantea otra consulta alternativa para el 9 de noviembre contraria a la ley.

"No sé qué se ha anunciado para el día 9 pero no hay más criterio que diálogo y ley. Y si vemos que hay cosas que vayan contra la legislación tendremos que recurrir como en muchas ocasiones recurren otros gobiernos o recurren los ciudadanos. Para eso están los tribunales, tanto el Tribunal Constitucional como el resto", ha declarado Rajoy en los pasillos del Congreso.

El martes Artur Mas presentó ante los medios su plan b para la consulta. Consiste en sacar urnas y papeletas el 9-N en "una consulta anticipada" y más adelante, una "consulta definitiva, con plenas y totales garantías, solo se podrá hacer a través de elecciones que los partidos transformen en un referéndum de facto, con lista conjunta y programa conjunto", según expuso el president.

RAJOY ESPERA QUE EL GOVERN ACTÚE DENTRO DE LA LEY

El jefe del Ejecutivo central ha dicho que espera que después de la "experiencia" que han vivido con este referéndum "que ya no se va a celebrar", el Gobierno catalán "actúe con sensatez, con moderación, con equilibrio y con razón, y se acepten las propuestas para hablar y para dialogar, pero siempre en el marco de la ley".

Según explicó Mas, esta nueva consulta se basa en "marcos legales preexistentes" a la Ley de Consultas impugnada por el Gobierno y también suspendida por el Constitucional. Estos marcos legales podrían ser la Constitución, que prevé la "participación de los ciudadanos en la vida política, económica y social" y el Estatut, que recoge que los poderes públicos han de "promover la participación social".

"Tenemos competencias generales en fomento de la participación ciudadana", ha asegurado en relación a dicho marco legal sin especificar nada más. El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha señalado que si la consulta alternativa va más allá de estas competencias, el Gobierno central volverá a impugnarla. De no ser así, afirmó, podrá celebrarse.

"EXCELENTE NOTICIA"

Como ya dijo este martes antes del anuncio de Mas, el presidente ha vuelto a repetir que el hecho de que no se vaya a celebrar la consulta soberanista es "una excelente noticia" porque es un "triunfo de la democracia y de la ley", por encima de la cual, ha añadido, "no se puede situar ningún gobernante".

En su comparecencia de este martes, Mas hizo referencia a ese comentario del presidente y añadió con ironía que "hay noticias excelentes que duran solamente unas horas".

Rajoy ha insistido en que "se abre un camino para hablar y dialogar" que es lo que debería "haberse hecho desde el principio" en lugar de tomar "decisiones unilaterales", si bien ha reiterado que dicho diálogo sólo puede hacerse dentro de la ley.

Rajoy ha hecho un llamamiento al presidente de la Generalitat, Artur Mas, para que actúe con "sensatez" y "moderación". El tono de Mas el martes, que apuntó al Estado como el "adversario" real de Cataluña, no parece indicar que vaya a endulzar el tono por ahora.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

La comparecencia de Mas, en frases



Reacciones

OFRECIDO POR NISSAN