POLÍTICA
13/10/2014 22:25 CEST | Actualizado 14/10/2014 00:52 CEST

Artur Mas asume que la consulta no puede celebrarse y busca alternativas

EFE

Artur Mas ha admitido que la consulta sobre la independencia de Cataluña del 9 de noviembre no puede celebrarse como estaba prevista.

Así lo ha expresado el president de la Generalitat en una tensa reunión a puerta cerrada de más de siete horas con los partidos proconsulta, concentrados en el palacio de Pedralbes en Barcelona, que ha acabado sin acuerdo sobre una posible salida para sortear la suspensión temporal decretada por el Tribunal Constitucional de la ley de consultas y del decreto de convocatoria del 9N.

En declaraciones a los periodistas a la salida, el líder de ICV, Joan Herrera ha confirmado las intenciones de Mas de suspender el referéndum porque no puede celebrarse en baseal decreto con el que llamó a las urnas, suspendido por el TC. Artur Mas busca ahora alternativas que conciten el consenso de las fuerzas políticas más partidarias de votar, en especial ERC.

Según el diario Ara, el Govern ha prometido un "proceso participativo" sin las garantías previstas por el decreto de Mas, pero amparado en la Ley de Consultas.

La Ley de Consultas de Cataluña prevé fórmulas, como encuestas, un foro de participación o una audiencia pública.

La propuesta de Mas la concretará el propio president en una rueda de prensa anunciada para este martes a las 10 de la mañana.

Josep Rull, dirigente de Convergencia Democratica de Cataluña (CDC), el partido de Mas, ha pedido "más calma que cálculos partidistas" y ha emplazado públicamente a esperar a la declaración del president, que explicará "cómo se vota el 9N y cómo superamos la agresión del Estado español":

ERC PIDE UNA DECLARACIÓN UNILATERAL DE INDEPENDENCIA

La respuesta de ERC no se ha hecho esperar. "Sólo hay un camino: que el Parlament haga una Declaración de Independencia inmediata", ha dicho la ERC en un comunicado.

El propio líder de ERC, Junqueras, se ha expresado en ese sentido. "Hará falta construir una mayoría parlamentaria para hacer una Declaración de Independencia e iniciar el proceso constituyente de la República Catalana", ha tuiteado.

"En ningún caso este proceso participativo sustituye la consulta", han asegurado a los periodistas fuentes republicanas en referencia a la alternatia del Govern.

Por su parte, Carme Chacón, del PSC, ha asegurado que este desenlace "se veía venir" y que "la opción" ahora es el "diálogo, acuerdo y nuevo pacto".

CORTEJANDO A ERC

Mas busca ahora el máximo apoyo a su alternativa, especialmente ERC, algo que se antoja complicado. De no conseguirlo, uno de los escenarios que se barajan es el de un adelanto de las elecciones y plantear la campaña como un plebiscito en torno a la consulta, algo que daría a los catalanes una oportunidad indirecta de expresarse en las urnas sobre la independencia.

El pasado 1 de octubre y tras más de una hora reunido con el president, el líder de ERC, Oriol Junqueras, insistió en que su partido "hará todo lo posible para que los ciudadanos puedan votar" en la consulta. La postura de ERC, primer partido en Cataluña según las encuestas, es clave.

También Podemos se ha expresado sobre el último episodio de la consulta catalana. Así lo ha hecho Teresa Rodríguez, eurodiputada: