TENDENCIAS
09/12/2014 11:48 CET | Actualizado 09/12/2014 11:48 CET

El curioso videoclip de Theo y Sasha Spielberg, los dos hijos artistas de Steven Spielberg

Steven Spielberg es tan conocido para el gran público por su trayectoria profesional como desconocido en su ámbito personal. Es uno de esos extraños especímenes en la industria del cine de los que se no se sabe prácticamente nada: sus matrimonios, sus hijos, su vida. De ahí que tampoco sean muchos los que sepan que sus hijos ya son bastante mayores, y que dos de ellos han heredado la vena artística de su padre.

El director de Tiburón, E.T., Parque Jurásico o Salvar al Soldado Ryan ha estado casado dos veces, la primera con la actriz Amy Irving (entre 1985 y 1989), con la que tuvo a su primer hijo, Max, y la segunda con la también intérprete Kate Capshaw, con la que lleva desde 1991 y con quien ha tenido 5 hijos: Theo (de 26, que fue adoptado por Capshaw antes de su matrimonio con Spielberg), Sasha (de 24), Sawyer (de 22), Mikaela (de 18) y Destry Allyn (también de 18).

De ahí que sorprenda ahora conocer que Theo y Sasha Spielberg son ya dos chavales en la veintena y que han decidido saltar del mundo del cine que han mamado en casa... al de la canción. Ambos han creado un grupo musical llamado Wardell, que sacará su primer disco llamado Love/Idleness en febrero de 2015. Hace pocos días publicaban su primer tema, Funny Thing, acompañado de un curioso videoclip.

"Theo creció con el punk, yo con el pop, y ambos nos hemos encontrado en The Strokes", ha contado Sasha la revista T, parte del diario The New York Times.

En su vídeo, lo primero que aparece son dos chicos montados en un coche. Es el comienzo de un rodaje que no veremos, ya que el vídeo va hacia atrás. La cámara se parte en dos y se ve a Sasha maquillándose y probándose sombreros, mientras Theo parece repasar los últimos detalles del guión. Hay un pequeño instante en el que vuelven a juntarse, antes de seguir volviendo atrás con los detalles, los ensayos y algún selfie. Todo para ver cómo, finalmente, salen del estudio, para volver a entrar. Suena complicado porque lo es: hay que verlo para entenderlo.

“Pensábamos que podíamos desmontar esa experiencia un poco más contándola al revés y explicando los aspectos más curiosos de hacer un vídeo musical”, cuenta Theo. Como su hermana, ha tenido alguna experiencia en el cine (él como asistente de producción en Indiana Jones y la calavera de cristal; ella, como actriz en pequeños papeles tanto en esa misma película como en La terminal y Los chicos están bien). Pero parece que les tira más la música que el cine. Por ahora.

NOTICIA PATROCINADA