INTERNACIONAL

A la cárcel por parar el tráfico aéreo para despedir a una azafata de Korean Air por unas nueces

12/02/2015 10:17 CET | Actualizado 12/02/2015 10:19 CET
KIM HONG-JI / REUTERS

¿Pueden unas nueces arruinar una vida de éxito? La respuesta es sí. La exvicepresidenta de Korean Air, Cho Hyun-ah, ha sido condenada a un año de cárcel por un tribunal surcoreano.

Cho fue declarada culpable de violar las normas de seguridad de la aviación por suspender el despegue de un avión para expulsar a un sobrecargo en un polémico incidente que dio la vuelta al mundo.

Cho estaba acusada de agredir a la azafata que le sirvió mal una ración de frutos secos y modificar ilícitamente los planes del vuelo de Korean Air entre Nueva York y Seúl el pasado 5 de diciembre.

SUSPENDIÓ UN DESPEGUE CON 250 PASAJEROS

Ese día la exejecutiva, de 40 años e hija del presidente de la aerolínea Cho Yang-ho, entró en cólera cuando una azafata le sirvió incorrectamente una ración de nueces de macadamia, hasta tal punto que ordenó al piloto suspender el despegue con el avión en pista con 250 pasajeros a bordo para expulsar al sobrecargo.

El juez consideró que, además de violar las normas de seguridad de la aviación, Cho interfirió en la ejecución del deber de un funcionario del Gobierno al tratar de influir de forma irregular en la investigación del caso.

Aunque la Fiscalía pidió 3 años de cárcel finalmente la condena se quedará en uno, que Cho deberá cumplir íntegramente después de que el Tribunal denegara sus solicitudes de que se le aplique una suspensión de la pena al no tener antecedentes.

"Es cuestionable que Cho se sienta verdaderamente arrepentida", argumentó en su fallo el juez, que calificó el llamado "caso de las nueces" como "un pisoteo a la integridad de la humanidad".

Además, de entre los cargos que se imputan a la exdirectiva, el de cambiar ilícitamente los planes de vuelo es el que más ha pesado al contemplar penas de hasta nueve años de cárcel sin posibilidad de suspensión.

Cho se vio obligada a dimitir como vicepresidenta de la aerolínea tras revelarse el caso, que provocó un fuerte escándalo en Corea del Sur, y fue detenida el 30 de diciembre.