POLÍTICA

IU aprueba expulsar a Ángel Pérez y Gregorio Gordo por negarse a dejar sus puestos

20/02/2015 19:38 CET | Actualizado 20/02/2015 19:38 CET
Sergio Barrenechea/EFE

Izquierda Unida (IU) solicitó a los portavoces en la Asamblea de la Comunidad de Madrid y en el Ayuntamiento de la capital, Gregorio Gordo y Ángel Pérez que dejasen sus cargos por su responsabilidad política en el escándalo de las tarjetas black de Caja Madrid. Se negaron, y este viernes, la Presidencia Federal del partido ha aprobado su expulsión por la comisión de una “falta muy grave” con 31 votos a favor, 0 en contra y 2 abstenciones. 12 de los presentes decidieron no participar en la votación. Gordo y Pérez han considerado ilegal e ilegítima la decisión y han anunciado que llevarán a los tribunales la resolución por considerarla una vulneración de derechos fundamentales.

IU considera “inaceptable" que Gordo y Pérez no acataran el contenido de la resolución que exigía su dimisión en las portavocías madrileñas, y "acuerda su desautorización política". La expulsión se produce un día antes de que la formación celebre la reunión de su Consejo de Política Federal este sábado. Los dos dirigentes de IU en Madrid, que fueron suspendidos de militancia del Partido Comunista Español (PCE) el pasado 2 de febrero, representan a la vieja guardia contra la que se enfrentó Tania Sánchez antes de abandonar el partido. Los choques con el diputado Alberto Garzón, llamado a suceder a Cayo Lara como coordinador general de IU, han sido también públicos y sonoros. Hace apenas dos días Pérez dijo que Garzón “miente como un bellaco” sobre Caja Madrid y que también “debería irse”.

Tras conocerse la decisión de este viernes, fuentes de IU cercanas a los portavoces han indicado que la decisión de la Presidencia Federal es ilegal porque los portavoces "ni tan siquiera han sido llamados a declarados". Además, han indicado que en la reunión del órgano de dirección no existía el quorum suficiente de asistentes, al no haber participado en ella el 50 % de los miembros de este órgano.

Ambos dirigentes, que no han acudido a la reunión, darán una rueda de prensa el lunes por la mañana para explicar su versión. Pérez, en un escrito fechado este jueves y al que ha tenido acceso Europa Press, anunció que no acudirá a la reunión ante la "inadmisible conducta" que están siguiendo, haciendo un "mal uso de los estatutos" por una "inobservancia total y absoluta de sus disposiciones sobre tramitación de expedientes", lo que se une al hecho de que están "actuando por completo fuera de sus competencias". "Yo soy militante de Izquierda Unida de Madrid, no tengo ningún cargo federal ni tengo ninguna actividad política que no sea la de militante de IUCM", ha señalado en el escrito, donde también recuerda que es cargo público por esta organización en el Ayuntamiento de Madrid.

RESPALDO DE LA COMISIÓN DE GARANTÍAS

A primeros de febrero, Ángel Pérez consiguió el respaldo de la Comisión Regional de Arbitraje, Control y Garantías Democráticas (CRACyGD) de IUCM -después de pedir amparo a raíz del caso de las tarjetas black de Caja Madrid- por medio de una resolución que establece que deberían quedar sin efecto las acciones que no salgan directamente de la Presidencia regional, "evitando así en lo posible el acoso y vulneración de los derechos del afiliado".

La Comisión de Garantías apunta que, al tratarse de un cargo público, cualquier conflicto debería ser dirimido por la Presidencia Regional, en virtud de los estatutos de IUCM. Sólo la Presidencia regional podría iniciar un expediente disciplinario contra el portavoz municipal o someterle a cuestión. "En ningún caso le correspondería la apertura de expediente ni al Consejo Político Regional ni a la Asamblea Madrid-Ciudad", recoge la resolución.

En distintas ocasiones, Ángel Pérez ha recordado que dejó de ser coordinador hace quince años, en 2000, tres años antes del periodo investigado por el escándalo de Caja Madrid (2003-2009). En ese plazo temporal investigado no tuvo cargo ejecutivo alguno y ocupó el puesto de portavoz municipal, entre cuyas funciones no se encuentra la de vigilancia en las entidades financieras.

APLAUSOS DE SUS OPONENTES

La Asamblea Abierta de IU Madrid-Ciudad, que congrega al sector crítico a la dirección regional de IUCM, ha celebrado con un sonoro aplauso y con gritos de "sí se puede" la decisión de la Presidencia Federal de Izquierda Unida. En dicha Asamblea, que se celebra el en Círculo de Bellas Artes y a la que han acudido más de cien personas que pertenecen al sector Cambiar Madrid (que considera que ostenta ahora la mayoría de la organización), uno de los participantes ha informado en su turno de intervención de la expulsión de Pérez y Gordo.

Ello ha motivado que los asistentes a esta asamblea y en la que está presente el candidato de IU al Ayuntamiento de Madrid, Mauricio Valiente, aplaudieran esa decisión y que muchos de los asistentes gritaran "Sí se puede".

Esta asamblea, que se considera legitimada para tomar decisiones sobre la candidatura de IU en la capital, ha aprobado un manifiesto donde se marca como objetivo "derrotar" al PP e impulsar una candidatura de confluencia con Ganemos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Sánchez vs Inda


IU vintage