POLÍTICA
26/02/2015 14:35 CET | Actualizado 26/02/2015 14:35 CET

Imputan a Emilio García-Grande, coordinador de Seguridad del Ayuntamiento de Madrid, en el 'caso Nicolás'

GTRES

El juez que investiga desde octubre las actividades de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, conocido como el pequeño Nicolás, ha citado a declarar como imputadas en esta causa a otras cinco personas, entre ellas el coordinador de Seguridad y Emergencias del Ayuntamiento de Madrid, Emilio García-Grande.

Así se recoge en una providencia fechada el pasado martes, a la que ha tenido acceso Efe, en la que el titular del Juzgado de Instrucción 2 de Madrid, que investiga a Francisco Nicolás por los posibles delitos de falsedad, estafa y usurpación de funciones, cita como imputadas a esas cinco personas y al joven Nicolás.

Emilio García-Grande es citado para el próximo 17 de abril a las 10:30 horas y ese día también deben acudir Francisco Nicolás Gómez Iglesias y el policía municipal Jorge G.H., quien acompañó al primero en un viaje a Ribadeo (Lugo) y fue apartado de su puesto en la unidad de escoltas del consistorio.

EL AYUNTAMIENTO RECUERDA QUE NO HAY DELITO

Tras conocer la citación, el Gobierno municipal ha recordado hoy que el juez no imputa "ningún delito" al coordinador de Seguridad y Emergencias y que el hecho de declarar en calidad de imputado implica única y exclusivamente una garantía procesal para que las personas citadas acudan al juzgado acompañadas de abogado.

El magistrado Arturo Zamarriego también llama a declarar como imputados para el 24 de abril al policía municipal Felipe G.S., al guardia civil destinado en la Casa del Rey, Javier S.L., y a la Policía Nacional que hizo un nuevo carné de identidad a Francisco Nicolás el 10 de septiembre de 2012 en el que supuestamente se utilizó una foto que no corresponde al joven, según consta en el sumario de la causa.

La citación como imputadas de estas cinco personas se produce después de que el juez haya recibido diferentes informes policiales sobre la relación entre Francisco Nicolás y Emilio García-Grande, los dos policías municipales y el guardia civil, así como otro informe sobre la renovación del carné de identidad del joven.

LE FACILITABA INFORMACIÓN

La Policía adjunta numerosos mensajes en los informes que pondrían de manifiesto "además de una relación muy cercana y personal entre los partícipes y el detenido (Nicolás), una evidente facilitación de numerosa información, de carácter reservada, a la que tendrían acceso por el puesto que ocupan", según uno de los informes policiales incluidos en el sumario.

En la misma providencia en la que cita a declarar a esas cinco personas como imputadas, el juez solicita información sobre varias líneas de teléfono móvil, entre ellas las de Francisco Nicolás, y pide a la Tesorería General de la Seguridad Social y a la Agencia Tributaria todos los datos que tenga desde 2012 sobre el joven investigado.

También solicita a la Asociación Española de Banca Privada, Confederación Española de Cajas de Ahorros y Unión Nacional de Cooperativa de Crédito que localicen todas la cuentas y productos financieros de el pequeño Nicolás.

El magistrado ofrece al Ayuntamiento de Madrid la posibilidad de personarse en la causa en el plazo de cinco días.

Solicita asimismo a una periodista del diario Público que aseguró que tiene dos carnés de identidad de Francisco Nicolás que son idénticos excepto en la foto y en la firma que los remita al juzgado.

EXIGEN SU CESE

La oposición en el Ayuntamiento madrileño ha pedido el cese de García-Grande. El candidato socialista a la Alcaldía de Madrid, Antonio Miguel Carmona, ha reclamado que se "depuren inmediatamente responsabilidades". "Resulta evidente, según el supuesto documento de Asuntos Internos, que García-Grande debe ser cesado. Los ciudadanos de Madrid no pueden entender cómo se mantiene en el puesto a un coordinador de seguridad que está bajo la sospecha de haber cobrado 5.000 euros en B a cambio de facilitar información y coches oficiales", ha indicado.

La portavoz de Seguridad de IU en el Ayuntamiento de Madrid, Prado de la Mata, ha dicho que la imputación "debería invitar a una reflexión sobre la conveniencia de que siga en su cargo, tanto personal como de su partido". Tras reiterar el respeto de su grupo municipal a las decisiones judiciales, "con independencia de a quién afecten", la concejala ha recordado que "en el propio equipo de gobierno, aunque por un caso bien distinto, el que fuera responsable de Medio Ambiente y Seguridad, Antonio de Guindos, se comprometió, y así lo hizo, a dejar sus responsabilidades en el momento en el que fuera llamado a declarar ante el juez".

El portavoz municipal de UPyD, David Ortega, ha reclamado a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, el gobierne y cese a García-Grande y que destituya también al delegado del área, Enrique Núñez, pues debe haber "ejemplaridad" en el Consistorio. "En política no vale todo y hay que asumir responsabilidades políticas", ha insistido Ortega para añadir que el informe de la Policía Nacional revela que Grande "presuntamente" cobró dinero por dar información "privilegiada" a un "supuesto estafador", algo que el hoy imputado ha negado en diversas ocasiones.

ESPACIO ECO