POLÍTICA

Los partidos presentan 105 propuestas de resoluciones en el debate sobre el estado de la nación

26/02/2015 07:48 CET | Actualizado 26/02/2015 08:16 CET
BALLESTEROS/EFE

El debate sobre el estado de la nación, además de servir para medir la oratoria y las tablas sobre el estrado de los líderes políticos, y tener una idea de sus prioridades en el momento, se concreta en las resoluciones que los grupos envían al Congreso de los Diputados. Este jueves se van a debatir y votar 105 propuestas de resoluciones y decenas de enmiendas. La mayoría absoluta del PP en el Congreso impedirá que buena parte de ellas, las que no estén en su línea, salgan adelante.

El modelo territorial y una hipotética reforma de la Constitución junto a un paquete de medidas económicas y fiscales copan el grueso de esas propuestas, aunque también hay iniciativas de carácter educativo, sanitario o social. Estas son las más destacadas.

Como era de esperar el PP ha trasladado las medidas anunciadas durante el debate por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, la mayoría de contenido económico y de ayuda a las familias.

Entre esas propuestas figura la reforma de la ley tributaria para que haya un mayor control sobre los grandes defraudadores y también la futura Ley de la Segunda Oportunidad, para facilitar la reestructuración de la deuda de familias y empresas.

BONIFICACIONES Y EXENCIONES

Otras de las propuestas defiende, tal y como avanzó ayer Rajoy, la puesta en marcha de una bonificación del 100 % en la cotización de contingencias comunes a la Seguridad Social de trabajadores autónomos durante un año, cuando precisen reducir su jornada por cuidado de hijos menores de 7 años o de personas mayores en situación de dependencia.

En su documentación consta el mínimo exento de cotización de 500 euros para los nuevos contratos indefinidos, así como la ampliación de la deducción fiscal por hijos a las familias monoparentales formadas por un progenitor y dos hijos.

También buena parte de las propuestas del PSOE se centran en el área económica y de empleo. Los socialistas instan, por ejemplo, al Gobierno a derogar la reforma laboral y a que redacte un nuevo estatuto de los trabajadores que ponga fin a la precariedad laboral y a la devaluación salarial.

Proponen también el fin de las negociaciones que hasta ahora llevaban a cabo los dos partidos mayoritarios para renovar los órganos constitucionales como el Tribunal Constitucional, el Consejo del Poder Judicial o el Tribunal de Cuentas. En otros puntos de su propuesta de resolución, el PSOE también plantea limitar a dos mandatos consecutivos el desempeño de la Presidencia del Gobierno, la limitación y reducción de los aforamientos, la dedicación exclusiva de los parlamentarios y la regulación de los lobbies.

REFORMA DE LA CONSTITUCIÓN Y MODELO DE ESTADO

Alguna de estas propuestas del PSOE entran de lleno en el debate territorial, volviendo a reclamar una reforma de la Constitución para implantar un modelo federal que reconozca las singularidades de algunas comunidades autónomas y la renovación del sistema de financiación autonómica para que las regiones cuenten con más recursos.

El PNV también se ha sumado a la petición de una reforma de la Carta Magna, pero para reconocer la existencia de las "naciones vasca y catalana, distintas de la española", al igual que el BNG, ICV y Amaiur que piden que se reconozca el derecho de autodeterminación y de convocar referendos.

Abunda en esa reclamación ERC, que solicita al Gobierno que se respete el resultado de las llamadas elecciones plebiscitarias de septiembre y que, de ganar las opciones independentistas, se facilite la "cordial transición" a una república catalana.

CiU, coincidiendo con la decisión del Tribunal Constitucional de anular la consulta soberanista y la ley de consultas, reclama diálogo y negociación sobre el futuro de Cataluña y que el derecho a decidir no se solvente en los tribunales.

Por el contrario, UPyD insta al Ejecutivo a eliminar los privilegios territoriales para garantizar la igualdad de todos los ciudadanos.

REFORMA ELECTORAL

La Izquierda Plural quiere promover una reforma electoral "proporcional entre sufragios y escaños" y poner en marcha otra constituyente para favorecer la participación ciudadana, profundizar en la democracia y garantizar un modelo económico socialmente justo.

José Luis Centella, portavoz del grupo, ha explicado en el Congreso que ve tan importante como el debate que ha terminado hoy defender con las propuestas de resolución otra salida a la crisis y articular medidas para poner la economía y el país "al servicio de la gente". Porque si hay algo, en su opinión, que ha sido evidente en el debate de política general es que al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "le sobra el Parlamento y la democracia".

También ha planteado una serie de resoluciones sobre política exterior, como reconocer el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui, promover conversaciones encaminadas a garantizar el derecho del Estado palestino, impulsar actuaciones para resolver el conflicto sirio o que España tenga un papel de mediador en el conflicto de Ucrania.

TE PUEDE INTERESAR...

Las portadas del debate


Los mejores tuits del #DEN2015


Las frases de Rajoy

OFRECIDO POR NISSAN