ECONOMÍA

Los otros 'headhunters'

04/03/2015 11:21 CET | Actualizado 04/03/2015 11:22 CET

Encontrar un conserje o un cuidador de confianza se convierte en ocasiones en una tarea complicada. Por eso el boca a boca acaba siendo el método recurrente a la hora de meter en casa o en el edificio donde vives a personas nuevas. El factor humano pesa y por eso Porteros Express detectó en 2006 que la escasa profesionalización en el sector de servicios a comunidades dejaba hueco para montar una empresa como la suya, con procesos de selección serios y certificaciones de calidad que avalan sus buenas prácticas.

Poniendo énfasis en la selección de personal nació también Familiafacil.es en 2011, con la pretensión de conectar a trabajadores domésticos, profesores particulares o cualquier otro tipo de profesional para cubrir necesidades particulares con padres y madres que no llegan a todo.

fernando y jaime

Fernando y Jaime O'Connor, fundadores de Porteros Express.

“El primer cliente que tuvimos fue un edificio recién construido en Las Tablas (Madrid) que nos fichó para hacer la limpieza de 200 pisos antes de entregarlos a los propietarios. Hicimos un presupuesto de 500 euros, pero lo que pensábamos que haríamos en tres días tardamos 15 en terminarlo. Allí limpiábamos todos, nosotros y la señora de la limpieza de casa de mi madre junto con su cuadrilla. Gracias a eso logramos que luego nos contrataran para conserjería y mantenimiento. Fueron nuestros primeros cinco empleados“, recuerda Fernando O'Connor, socio junto a su hermano Jaime de Porteros Express. “Al principio siempre nos pillábamos las manos con los presupuestos y todavía arrastramos contratos de entonces en los que no tenemos margen”.

Actualizar la figura del portero de toda la vida era su objetivo, unido a la posibilidad de ofrecer un servicio integral de pequeñas reparaciones y limpieza. “Había otras empresas similares pero lo que buscábamos era distinguirnos por la calidad del servicio sin dejar de ser competitivos. El portero tradicional, con su vivienda en la finca y los gastos incluidos, se estaba extinguiendo. La inversión inicial era mínima porque a los empleados les contratas cuando ya tienes firmado el servicio. Y así arrancamos mi hermano Jaime, que estaba acabando la carrera de Empresariales, y yo, que entonces trabajaba en una empresa del sector del lujo”, explica Fernando O’'Connor.

jaime oconnor

Jaime O'Connor en su empresa con una de sus empleadas.

Los convenios, las nóminas, las altas y las bajas fue lo que más les costó dominar. Aunque, en cuanto pasaron de los 20 empleados repartidos por distintas comunidades, contrataron "a un experto en asuntos laborales y a un supervisor”. Ahora dependen de ellos 150 empleos directos. “El perfil de nuestros empleados es un 70% extranjero y 30% nacional. Hasta hace 3 años, el 90% eran extranjeros. Cuando empezamos, en los años previos a la crisis, con el sector inmobiliario todavía funcionando, nos costaba encontrar gente, porque en una obra cobraban 2.500 euros y aquí eran mileuristas”.

Fernando asegura que el proceso para lograr certificados de calidad como el ISO 9001, el ISO 14001 y el Madrid Excelente (que sólo las grandes pueden presumir de tener), les ha aportado un plus de profesionalidad y una base medioambiental que les hace más competitivos. Un 80% de su facturación proviene de edificios de vecinos y el 20% restante de oficinas y centros comerciales.

fernando oconnor

Fernando O'Connor recogiendo un premio empresarial.

Para crecer más en esa otra parte del negocio, crearon hace poco Integra Servicios, más enfocada al mundo empresarial, coincidiendo con la entrada en la compañía de su hermana Inés quien, para aprovechar todas las herramientas a su alcance, se ocupa de gestionar las webs, del posicionamiento y de contratar campañas de AdWords cuatro veces al año, coincidiendo con la necesidad de suplencias en conserjerías. “Nos importa mucho compatibilizar la vida profesional y la familiar. En la oficina somos siete personas, la mayoría mujeres, y por la tarde procuramos estar en casa. Conciliar es hoy en día una obligación de las empresas”, concluye Inés O’Connor.

PROFESIONALES PARA NECESIDADES PARTICULARES

Precisamente por la dificultad para conciliar se le ocurrió a Nieves Fernández montar un plataforma potente en la que las familias encontraran la cobertura que necesitan en cada circunstancia de la vida. “Cuando fui madre comprendí lo difícil que es conciliar la vida familiar y profesional. Ahora estoy divorciada, tengo dos niñas y una madre que ya va siendo mayor. Las familias tiramos de personas que nos ayudan porque el día solo tiene 24h. Al final, la gente se fía del boca-oreja o de una prima de la correspondiente empleada del hogar de una amiga, como si fuese una garantía. En Familiafacil.es exigimos toda la documentación, como en Infojobs, y te puedes poner en contacto con los anteriores empleadores como en LinkedIn. Lo que hemos creado es una plataforma inspirada en las inmobiliarias, tipo Idealista, pero con criterios objetivos y comprobables, como la vida laboral, referencias, etc”.

nieves familiafacil

Nieves, fundadora de Familiafacil.es.

El modelo de negocio se dirige por una parte a particulares y por otro a empresas. “Buscar o subir los datos para que te encuentren es gratuito pero, cuando alguien da con el perfil que estaba buscando y quiere entrevistarle, tiene que abonar 39.99 euros que le permiten seguir manteniendo contactos durante un mes, o puede contratar un año entero. Con las empresas firmamos acuerdos que faciliten la conciliación de sus empleados para que lo usen de forma gratuita, como ocurre con Cepsa o Mutua Madrileña, entre otras. Por otro lado, tenemos acuerdos con 300 ONGs interesadas en que sus tutelados encuentren un trabajo. Incluso la Administración nos recomienda a los técnicos de empleo”, explica Nieves.

Dos años tardaron en desarrollar la herramienta en la que hay 220.000 usuarios registrados, entre candidatos y familias, y una media de 1.500 búsqueda al día. Con un millón de euros de financiación de inversores privados, el portal está planificando ya el salto a Latinoamérica gracias a la ayuda del ICEX. “Somos emprendedores sociales, al final las familias están siendo un motor de empleo durante la crisis. Ahora acabamos de incorporar la posibilidad de hacer el contrato al trabajador y darle de alta en la Seguridad Social en la propia web y en sólo 24 horas”.

Y por si a alguno de los candidatos les falta pericia para desenvolverse en la web, a pesar de que han "trabajado la usabilidad para que darse de alta sea sencillo, tenemos un ciberespacio abierto de 11 de la mañana a siete de la tarde en la calle Martínez Page, 8 de Madrid”. Si necesitas una costurera a domicilio, clases de alemán, un conductor para recoger a los niños del colegio o un paseador para el perro, cientos de candidatos esperan tu oferta.

TE PUEDE INTERESAR...

OFRECIDO POR NISSAN