ECONOMÍA
17/12/2014 07:08 CET | Actualizado 17/12/2014 10:31 CET

Así es cómo los emprendedores te llevan al huerto

ISTOCK

¡Umm! No es lo mismo saborear un aguacate tan untuoso como si fuera foie con sutiles notas de piñones y frutos secos que otro cortado del árbol mucho antes de madurar para iniciar un largo viaje en cámaras desde su país hasta el mercado, perdiendo en el camino aceites vegetales, textura y sabor. O disfrutar de un mantecado absolutamente artesanal elaborado con manteca de Guijuelo, almendra, canela y azúcar de la mejor calidad que otro procesado industrialmente.

Productos mimados desde su origen por quienes, con toda la pasión del mundo, se empeñan cada día en que lleguen a la mesa en su punto óptimo para que comerlos sea un placer, un momento gozoso. Pequeños empresarios agroalimentarios que, con calidad, buenos precios y venta directa vía internet, han decidido controlar el proceso para garantizar que sus ‘criaturas’ resulten una fuente de satisfacción.

EL HUERTO, EN CASA

Jordi Padrós, director general, encargado de marketing y lo que haga falta de Disfruta y Verdura explica que el objetivo es conquistar por el estómago gracias al hilo creado por “unos clientes que constantemente están testando el producto y nos dan su opinión, ya sea buena o mala, para mejorar, sin intermediarios”.

La idea de Pep Barradeig y un grupo de agricultores ecológicos de Tarragona se gestó hace siete años, cuando decidieron enviar sus alcachofas, lechugas, coles, coliflores, rábanos y espárragos a casa. Hoy esta 'huerta online' cuenta con 12 trabajadores.

“Hemos pasado de servir 20 cajas a la semana a entre 2.500 y 3.000. Incorporamos a otros pequeños productores de patatas de Soria, tomate raf de Almería, uvas de Alicante, las naranjas de Levante y frutas variadas de Zaragoza. Queremos potenciar la relación con el productor. Te das cuenta que el producto fresco y recién cosechado sabe mejor. Tuvimos la idea romántica de hacer cestas variadas, para niños, solo de fruta, con verduras para crudo, de Navidad, Halloween, para singles… y la verdad es que han triunfado. Ofrecemos recetas, trucos y noticias de los huertos de nuestros agricultores”, explica.

(Sigue leyendo después de la imagen...)

disfruta y verdura

Ernesto, uno de los agricultores de Disfruta y Verdura que cultiva verduras ecológicas y de temporada: alcachofas, coles, coliflores, zanahorias, berenjenas...

AGUACATES EN 140 CARACTERES

La confianza que genera conocer el origen de producto ligado a la tierra es una de las claves para que el boca a boca, convertido hoy en el link a link, resulte la mejor campaña de publicidad. Es el caso de los aguacates Cereto, que Antonio Cereto comenzó cultivando en Nerja hace 25 años por afición y que hoy compran algunos de los mejores restaurantes, amén de un club de fans de gastrónomos que se los encargan a su hijo Saul vía Twitter.

“Mi abuelo cultivaba lo tradicional en La Axarquía, caña de azúcar, boniato y patata. Muy esclavo para acabar perdiendo dinero. Así que mi padre Antonio montó un supermercado familiar. Pero cuando comenzó la revolución de la agricultura en el sur y se demostró que el clima de Nerja era muy bueno para el aguacate y la chirimoya, decidió plantar 30 árboles”, cuenta Saul que es ingeniero en una empresa de telecomunicaciones y hace tres años decidió regalarle a su padre una tienda virtual para que dejase de quejarse de lo malos que estaban los aguacates que le servían en los restaurantes pues los suyos se exportaban a Alemania.

“No vendimos ni uno, así que decidí probar en Twitter y ha funcionado fenomenal. No hemos tenido ni una queja. Mi padre se niega a vender un aguacate que no esté en su punto óptimo, solo de temporada, entre noviembre y julio. A los impacientes les dice que esperen aunque pierda una oportunidad de negocio, pues si no está satisfecho con el sabor y la textura no los envía”, añade. Quién haya probado el guacamole de Punto MX, por ejemplo, recién galardonado con una estrella Michelín, sabe de lo que estamos hablando. El precio a particulares, a 3,5 euros el kilo, es más que competitivo para el sabor y delicadeza que ofrece y un aliciente más para que circulen de tuit en tuit.

cereto

Antonio Cereto con sus mimados árboles de aguacates

INNOVACIÓN EN TU COCINA

La recomendación entre cocinillas es precisamente lo que está empujando a Huerto Gourmet a atender las peticiones de gente deseosa de probar nuevos ingredientes con los que transformar las recetas de casa. “Hace poco una clienta nos mandó un bizcocho que había hecho con ralladura de yuzu. Era increíble el aroma y el punto de frescor que le aportaba”, explica con orgullo casi maternal Raquel Alvarado, socia del biólogo botánico y premio nacional de Gastronomía, Santiago Orts.

Desde junio de 2012 ambos han logrado que variedades cítricas originarias de Asia y Oriente tan complicadas de conseguir como mano de buda, caviar cítrico, bergamota, dragon fly cidra, yuzu, limón meyer, cultivadas en su huerto de Elche, se las rifen no solo los top chefs de los fogones patrios, sino también destacados cocineros de Alemania, Francia e Inglaterra.

“También nos demandan mucho los dátiles frescos que se cogen directamente de la palmera y los tomates muchamiel que saben como los de antes”, apunta Alvarado, que hasta hace tres años era directora de recursos humanos en una multinacional que decidió prescindir de sus servicios tras un accidente que la dejó sin poder andar durante cinco meses. Fue entonces cuando Orts, con el que comparte el amor por la gastronomía, la convenció para crear juntos Huerto Gourmet, casi un laboratorio del que han salido extraordinarios productos como la anémona de tierra, una planta que recuerda al percebe, entre otras variedades sorprendentes.

huerto gourmet

Raquel Alvarado y Santiago Orts explican a un equipo de cocineros para qué se utilizan sus sorprendentes variedades

DULCES ARTESANALES

De la innovación de Elche al cariño por la elaboración en Antequera. En ‘Delicias de Antequera’, una pequeña empresa familiar de polvorones y mantecados donde cada pocos años tienen que cambiarse a un obrador más grande para poder satisfacer los pedidos, poseen una receta infalible para ganarse a los clientes.

“Además de volcarnos en hacer unos dulces excelentes, en cada pedido les enviamos de regalo una muestra de nuestras novedades –polvorón al chocolate blanco, mantecado con pepitas, etc.- porque el cliente tiende a ser conservador pero como a nosotros nos gusta innovar es la única manera de que se atrevan con nuevos sabores. Y te aseguro que muchos nos los piden después de catarlos”, dice Violeta Rivas, gerente de la empresa que fundó su marido, Juan Manuel Aguilera, en 1998.

“A los 18 años [Juan] hacía mantecados en su casa porque le gustaba y probaba a ver cómo quedaban más ricos. Cómo se le daba bien, comenzó a llevarlos a las tiendas de Antequera y al ver que tenía éxito, en un pequeño local de 40 metros cuadrados montó el obrador. De ahí pasamos a uno de 140 m2 pues se quedó chico y en 2007 compramos una nave, que también se quedó pequeña. Ya somos 30 trabajadores”, explica.

Hace cuatro años abrieron tienda por internet pero hasta el año pasado no dio el gran salto. “El secreto es que el maestro tiene unas manos que no es normal y que cuidamos el proceso para que todo sea artesanal. Los ingredientes son de la mejor calidad, no miramos los precios, y tras amasarlos en la amasadora se cortan y se envuelven a mano. Hemos probado con máquinas pero son tan delicados que se rompen y queremos que nuestros polvorones y mantecados queden perfectos”, asegura.

Detalles importantes que marcan la diferencia y enganchan a quien los prueba.

EL HUFFPOST PARA HONEST