INTERNACIONAL
28/03/2015 16:24 CET | Actualizado 28/03/2015 16:24 CET

El copiloto de Germanwings tenía serios problemas de visión

JEAN-PAUL PELISSIER / REUTERS

El copiloto del avión de Germanwings Andreas Lubitz estaba buscando tratamiento para corregir problemas de visión que podrían haber puesto en grave peligro su carrera como piloto, según han informado dos fuentes oficiales cercanas a la investigación al The New York Times. El diario cita a dos funcionarios con conocimiento de la investigación como fuente de la noticia.

Se desconoce la gravedad de este problema, y no se descarta que esta deficiencia de visión pudiera tener una causa psicológica, según el medio que ya el jueves adelantó que el alemán podría haber estrellado el Airbus 320 de forma intencionada.

La revelación de los posibles problemas oculares son un nuevo elemento al retrato que emerge del joven, de 27 años de edad, ya que las autoridades alemanas sostienen que había ocultado aspectos de su estado de salud de su empleador y que posiblemente estuviera bajo tratamiento por problemas psiquiátricos, según ha publicado el diario Die Welt. Su compañía nunca sumo de esos males y, según el NYT, tampoco de sus problemas en la vista.

Una persona con conocimiento de la investigación dijo que las autoridades no habían descartado la posibilidad de que el problema de la vista pudiera haber sido psicosomático, es decir, de origen psíquico.

Amigos y conocidos de Andreas Lubitz sostienen que volar era un ansia para el joven desde muy niño y que comenzó a entrenar con planeadores en un club de su pueblo, con 14 años. Su novia, María W., ha dicho a la prensa alemana que Lubitz estaba frustrado porque no superaba las pruebas para pilotar vuelos de larga distancia, que era su deseo, una ambición limitada, posiblemente, también por estos problemas en la vista ahora conocidos.

Aquí tiene la última hora, minuto a minuto:

Y TAMBIÉN...

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

NOTICIA PATROCINADA