POLÍTICA

La autopsia descarta que el montañero José Antonio Martínez muriese por las heridas de la caída

10/04/2015 21:14 CEST | Actualizado 10/04/2015 21:29 CEST
PEPE TORRES/EFE

La autopsia realizada este viernes al montañero José Antonio Martínez, fallecido junto a otro compañero en el accidente ocurrido en el Atlas marroquí en Semana Santa, descarta que su muerte se debiese al fuerte impacto que recibió en una pierna y en la cabeza. Según han informado a Efe fuentes del entorno familiar, los golpes recibidos no son de la gravedad suficiente como para causar la muerte.

Ahora habrá que investigar si el fallecimiento de Martínez pudo deberse a hipotermia o submersión, pero no será hasta dentro de unos dos meses cuando se obtengan los resultado definitivos y complementarios de la autopsia practicada en el Instituto de Medicina Legal de Granada, que se ha prolongado durante unas cinco horas.

Se trata de la segunda autopsia realizada a este policía nacional, de 41 años, tras la que le fue practicada el miércoles pasado en la morgue municipal de Marrakech por exigencia del Gobierno de Marruecos en cumplimiento de su legislación.

En rueda de prensa tras el Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Saénz de Santamaría, ha descargado de responsabilidades tanto al Ejecutivo español como al marroquí tras las acusaciones de lentitud y falta de medios en las tareas de rescate de los montañeros. Ha asegurado que Moncloa puso todos los medios a su alcance para ayudar en el rescate, y que "el Gobierno de Marruecos ha tenido desde el principio la buena voluntad de llevar a cabo ese rescate en las mejores condiciones, pero hay que reconocer que Marruecos es un Estado soberano que tiene sus propios protocolos de actuación".

La familia de Martínez ha anunciado este viernes que emprenderá acciones judiciales. El jueves también anunciaron este tipo de medidas el club de espeleología Ilíberis por lo que consideró "un asesinato por la negligencia de Marruecos, por su prepotencia de querer presumir ante el mundo entero que ellos podían hacer el rescate y por la torpeza del Gobierno de España de creerse lo que le decían y no poner los medios necesarios para paliar la situación". La vicepresidenta ha eludido respaldar estas acciones judiciales, por desconocer sus detalles.

EL RELATO DEL ÚNICO SUPERVIVIENTE

Juan Bolívar, el único superviviente del accidente, relató este jueves, en su primera comparecencia pública tras su llegada a España, cómo durante el rescate llevado a cabo por la gendarmería marroquí de un malherido José Antonio Martínez, la camilla en la que fue introducido cayó a una catarata durante su ascenso.

Y allí, relató, pasó la noche, "con la cabeza fuera del agua", según el gendarme, mientras él escuchaba a José Antonio decir: "Me ahogo", hasta que a la mañana siguiente, al retomarse las labores de ascenso de la camilla ésta cayó directamente al río, donde quedó "hundida" y de donde José Antonio salió ya sin vida, según Bolívar.

El cuerpo sin vida de José Antonio Martínez, de 41 años, llegó a Granada el jueves por la noche procedente de Madrid en un vuelo comercial junto al de su compañero de expedición también fallecido, el abogado gaditano Gustavo Virués, cuyo funeral se celebra esta tarde en Chiclana de la Frontera (Cádiz).

El funeral de Martínez está previsto que se celebre el sábado a las 12.00 horas en el cementerio municipal de San José.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...