NOTICIAS

El pesquero ruso Oleg Naydenov se hunde a 15 millas al sur de Punta Maspalomas, en Gran Canaria

15/04/2015 10:27 CEST | Actualizado 15/04/2015 14:33 CEST
EFE

El pesquero con bandera rusa Oleg Naydenov, que se incendió el sábado y fue remolcado a alta mar, se ha hundió en la noche del martes a las 22.45 horas a 15 millas (24 kilómetros) al sur de Punta Maspalomas (Gran Canarias) a una profundidad de 2.400 metros, según ha informado Salvamento Marítimo, que ha movilizado medios de lucha contra la contaminación para verificar si hay vertido y actuar si es necesario. Para Ecologistas en Acción resulta "ilógico que la embarcación fuera sacada de puerto y trasladada mar adentro", donde es menos controlable, y advierte que el lugar donde se hundió el buque está cerca de una Zona de Especial Protección (ZEC), lo cual plantea "un grave problema con daños ambientales".

El buque tuvo un accidente a bordo el pasado sábado en el puerto de Las Palmas de Gran Canaria, y como no se consiguió apagar el incendio que sufría, las autoridades decidieron arrastrarlo a alta mar. El remolcador Punta Salinas se mantiene en la zona del hundimiento y por el momento no aprecia contaminación en la zona.

La delegada del Gobierno en Canarias, María del Carmen Hernández Bento, ha asegurado de que el riesgo de que se produzca un vertido de los 1.400 litros de fuel que llevaba el barco "es muy muy pequeño". Según la delegada, "se intentó por todos los medios salvar el barco", y añadió que de producirse un vertido "nunca" vendrían hacia las costas de Canarias debido a las corrientes marinas.

A las 07.30 horas se ha movilizado el avión de Salvamento Marítimo Sasemar 305. Asimismo, el buque de lucha contra la contaminación Miguel de Cervantes, que dispone de tubos para extraer fue si fuera necesario, está activado por si acaso.

Este buque tienen 56 metros de eslora, 10.300 C.V. de potencia y gran maniobrabilidad. Su capacidad de recogida es de 290 m3 y dispone de brazos de recogida de contaminación con bombas de aspiración, barreras de contención, skimmers y tanques de almacenamiento a bordo.

EXPEDIENTE INFORMATIVO ABIERTO

Hernández Bento explicó que el hundimiento del pesquero ruso se produjo en la noche del martes, Sobre las 22.00 horas es cuando "empieza a escorarse a babor y a las 22.45 horas se empieza a hundir". Para investigar todas las causas indicó que se ha abierto un expediente informativo. El depósito del pesquero es de unos 1.400 litros, dijo la delegada, ya que el buque estaba dispuesto para salir el pasado sábado, por lo que estaba cargado, si bien se produjo un incendio que es lo que ha desencadenado todos los hechos.

La delegada aseguró que debido a que "nunca se puede hablar de riesgo cero" y con el fin de tener riesgos "menores" se tomó la decisión, "por parte de Capitanía Marítima, de sacar el barco y dirigirlo hacia el Sur de Gran Canaria, a unas 30 millas al Sur de Gran Canaria".

Para Ben Magec, de Ecologistas en Acción, "es inexplicable que la Autoridad Portuaria no se haya responsabilizado de asumir la catástrofe en el ámbito del Puerto de La Luz, que fue el lugar en el que se produjo el incendio del buque. No se entiende que lo hayan trasladado a mar abierto, y mucho menos que lo hayan hecho con la excusa de evitar la contaminación".

Los ecologistas discrepan sobre los posibles efectos de un eventual vertido y de las corrientes. "En los próximos días las corrientes podrían dirigir el vertido, de producirse finalmente, en dirección noroeste hacia Tenerife. Parece en todo caso previsible que, si hay combustible dentro del barco hundido, este termine saliendo", señalan.

Algunos en Canarias todavía se acuerdan de cómo en 1990, una decisión opuesta, evitó una peligrosa marea negra de 225.000 toneladas de crudo. El entonces gobernador civil, Julio Pérez Hernández, después de dejarse aconsejar por expertos, optó por llevar al puerto de Tenerife a un buque a la deriva. Tuvo razón: en aguas más calmas resultó más sencillo controlarlo y "trasegar la carga a otro buque", como recordó el exgobernador cuando se produjo la catástrofe del Prestige.

RESPONDE A LAS CRÍTICAS DEL GOBIERNO CANARIO

Por otro lado, Hernández Bento aseguró, ante las críticas desde el Gobierno de Canarias de que no se les ha informado, que el Capitán Marítimo ha estado a disposición, al igual que ella misma. "No existe ningún problema de transparencia. Hemos mandando una nota de prensa", apostilló.

Asimismo, afirmó que el Gobierno central "toma todas las medidas que son necesarias, no siempre son fáciles", si bien añadió que en este caso se trata de un "hecho sobrevenido, no es responsabilidad del Capitán Marítimo, que se produzca este incendio".

Además, agregó, en relación con la polémica que hubo en su momento por los sondeos petrolíferas, que en Canarias debido a su posición geográfica "los riesgos no iba a venir de una prospección de investigación que estaba a 60 kilómetros. El riesgo cero no existe en ningún aspecto de la vida pero el tráfico de buque de gran tonelaje, trasladando fuel y combustible, es muy grande" en las islas.

A lo que agregó que "ni siquiera ha sido eso, es un barco que estaba en el Puerto y se ha producido un incendio", por lo que apuntó que los riesgos "están ahí y lo que hay que hacer es poner todos los medios".