Formas de disfrutar de tu terraza

30/04/2015 20:48 CEST | Actualizado 13/05/2015 14:25 CEST

Llega el buen tiempo y nos gusta estar fuera de casa. Y si no podemos nos lamentamos por ello. Pero quien tiene una terraza, tiene un tesoro con el que salir sin salir de casa. No siempre se valora y, por falta de tiempo o de ganas, muchos no aprovechan ese maravilloso espacio extra que aporta al día a día un poco de sol, relax y buen rollo.

Es hora de cambiar ese mal hábito y sacar el máximo partido a nuestra terraza. O, en su defecto, al balcón, para que nos apetezca quedarnos en él.

Quién se negaría a una medio improvisada tarde de tapas y cañas con amigos o a desayunar al sol antes de irse a trabajar. Hay algunos suertudos que pueden hacerlo, aunque si sus terrazas y balcones hablaran, nos dirían que están hartos de ser el cuarto trastero de la casa, de que se ninguneen sus infinitas posibilidades. Si tu terraza mola, todo el mundo querrá estar en ella a toda costa.

Sala de lectura en vez de bombonas

Las alternativas energéticas son las únicas que están desterrando a las bombonas de butano y su llamativo color naranja de muchos de los balcones españoles. En esta imagen del blog El Observador del Tranvía, ocupan tanto espacio que hasta el carrito de la compra, otro enemigo estético de nuestro paisaje urbano, parece estar levitando.

Con sólo un par de sillas y una mesa podemos emplear ese espacio en una sala de lectura al aire libre y convertirte de inmediato en alguien tan interesante como para tener al mismísimo Thor leyendo en el balcón o a Elsa Pataky como esposa.

bombonas terraza

El balcón no es el cuarto de la bicicleta... o sí

Si fijamos la vista mientras paseamos, podemos comprobar la cantidad de balcones que hay ocupados por bicicletas en vez de por personas. Aquí podemos ver un caso extremo visto en el barrio de La Latina (Madrid) por el blog Paseos Urbanos y otro de Ciudad de México registrado en Twitter. Cuando no hay otra alternativa, existen opciones para que la bicicleta no se coma todo el espacio.

Sigue leyendo después de las imágenes.

bicis balcon

kenovo

Saca el jardinero que llevas dentro

Alguna planta que dé alegría tiene que haber en la terraza, siempre pensando en un espacio en el que les dé la luz natural al menos unas horas al día. Si no hay mucho espacio, puedes ingeniártelas para montarte un jardín vertical. Si te animas, puedes crear hasta tu propio huerto urbano. Siempre y cuando lo cuides y no lo dejes a medias…

Sigue leyendo después de las imágenes.

Small Garden with Space saver # space #garden #saver

Comer al aire libre (y con fundamento)

Tener a mano una barbacoa hace que los meses de buen tiempo sean mejores. Tienes dos opciones en la vida: o no hacer nada con ese espacio verde y amontonar en él bolsas y restos de comida basura, o comer en condiciones con tu propia parrilla y sana compañía. El cielo y el infierno nunca estuvieron tan cerca.

Sigue leyendo después de las imágenes.

Un jardín zen de tamaño familiar

En este blog vemos un ejemplo de balcón que, por cuestiones de espacio, no da para montar un spa en él. Es tan pequeño y está tan vacío que resulta algo deprimente. Así que su dueña optó por montar un jardín zen tamaño familiar en medio de la ciudad.

Sigue leyendo después de las imágenes.

sin terraza zen

con jardin zen

Ejercicio al aire libre

Quieres ponerte en forma sin moverte de casa, pero a la vez que te dé el aire. Para hacer yoga necesitas poco más que una esterilla sobre tu terraza. Quitar todos los cachivaches que amontonabas en la terraza de manera indiscriminada también cuenta como ejercicio.

Sigue leyendo después de las imágenes.

Que la piscina venga a casa en vez de ir a la piscina

Hay quien tiene un balcón o terraza que cada vez que llueve se inunda y queda inservible, y no hace nada al respecto, y otros que prefieren cuidarlo e incorporar una piscina para el verano.

Siempre en la medida de sus posibilidades. A lo mejor eres tan afortunado que tienes tiempo, dinero y espacio. Pues te montas un balcón así para que tengas todavía más amigos.