POLÍTICA

¿Las elecciones británicas te aburren? Pues deberían importarte por esto

06/05/2015 07:11 CEST | Actualizado 06/05/2015 13:34 CEST
AFP

El próximo 7 de mayo, unos 46 millones de votantes británicos tienen la oportunidad de elegir un nuevo Gobierno para Reino Unido.

Aunque la política electoral británica puede ser complicada y, francamente, un poco aburrida, se trata de unas elecciones históricas tanto para el país como a nivel internacional.

Esto es lo que necesitas saber sobre las elecciones británicas, y los motivos por los que al resto del mundo deberían importarles.

Cómo funcionan


El día de las elecciones, los votantes británicos no eligen directamente a su líder. Lo que hacen es votar a un diputado o miembro del Parlamento (MP) para representarlos en su zona local o circunscripción en la Cámara baja, la Cámara de los Comunes.

El partido con mayor número de diputados suele formar Gobierno, y el líder del partido se convierte entonces en primer ministro. Es un sistema de escrutinio uninominal mayoritario.

Esto significa que lo que determina al vencedor es la proporción de los escaños en el Congreso, no el porcentaje de voto. Y puede variar mucho de unas circunscripciones a otras, ya que no todas tienen la misma cifra de población.

london house of commons

Vista general del Palacio de Westminster, Londres, el 5 de abril. (Niklas Halle'n/AFP/Getty Images)

Si ningún partido consigue más de la mitad de los escaños en el Parlamento, necesitará el apoyo de otros partidos para formar gobierno, ya sea mediante una coalición formal o mediante un Gobierno minoritario cooperando con otros partidos de una forma más libre.

Por qué son importantes


1. Son las elecciones más reñidas en décadas

Los dos principales partidos en Gran Bretaña -los laboristas de centroizquierda y los conservadores de centroderecha- se han alternado en el poder desde 1922. En los sondeos de los últimos meses, estos partidos se han estado pisando los talones. Los últimos resultados publicados el 21 de abril daban el 35% de los votos a los conservadores (ahora en el poder) y el 34% a los laboristas.

Las elecciones no sólo van a estar reñidas, sino que además son muy impredecibles. El apoyo creciente a otros partidos -incluidos el Partido Verde, UKIP (independentista y euroescéptico) y el Partido Nacional Escocés (SNP)- podría dificultar la victoria a los grandes partidos.

2. Parece que la política de coalición vino para quedarse en el Reino Unido

Las elecciones nacionales de 2010 revolucionaron la política británica. Los conservadores, que llevaban en la oposición más de una década, ganaron la mayoría de escaños en el Parlamento, pero no una mayoría absoluta. Después de cinco días de intensa discusión, los conservadores llegaron a un acuerdo con el tercer partido, los Liberal Demócratas centristas, para formar el primer Gobierno de coalición desde 1945 en el país.

british election

El primer ministro británico y líder del Partido Conservador, David Cameron, en un acto de campaña en Bedford, Inglaterra, el 22 de abril. (Toby Melville/AFP/Getty Images)

Para las elecciones de este año, los sondeos también apuntan a que habrá otro Parlamento sin mayoría. También existe la posibilidad de que ni siquiera con la unión de dos partidos se alcance una mayoría, poniendo sobre la mesa una gran diversidad de alianzas posibles. Los partidos británicos están luchando en una era política completamente nueva. Durante la campaña, los laboristas y los conservadores han prometido no formar coalición con los partidos rivales, algo que probablemente tengan que incumplir después. Si el futuro está en las no-mayorías, los partidos tendrán que acostumbrarse a trabajar juntos de otra forma.

3. El futuro de Reino Unido está en juego

A pesar de perder el referéndum sobre la independencia escocesa el año pasado, el Partido Nacional Escocés está más fuerte que nunca. Y como el apoyo al SNP se concentra en Escocia, podría llegar a los 50 escaños, convirtiéndose en el tercer partido con mayor representación en el Congreso, con sólo el 6% del voto nacional.

miliband El líder del Partido Laborista, Ed Miliband, durante una charla sobre inmigración el 18 de abril en Wirral, Merseyside. (Christopher Furlong/Getty Images)

El SNP sigue luchando por una Escocia independiente. Si actuara como partido bisagra dentro de la coalición, o incluso como fuerza de la oposición potente, influirá en los futuros debates sobre la distribución del poder en la Unión, que comprende Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte. Como señala el Financial Times:

"La última vez que un partido abiertamente separatista ganó la mayoría de escaños en una de las naciones de Reino Unido fue en 1918, cuando Sinn Féin logró dos terceras partes en Irlanda. El resto, como suele decirse, forma parte de la incómoda historia [la partición de Irlanda tuvo lugar en 1921]. Por suerte, Gran Bretaña ha superado el período de guerras civiles, pero las tensiones en la Unión siguen estando presentes. Lo que se pedirá al nuevo Gobierno es un acuerdo constitucional que por una vez reúna las aspiraciones escocesas de autogobierno, que proteja el tejido básico de la unión y que sea justo con el resto de naciones de Reino Unido".

4. El futuro de Reino Unido en la Unión Europea también está en juego

El Partido Conservador, actualmente en el poder, ha prometido celebrar el primer referéndum en Gran Bretaña para decidir si el país debe seguir siendo miembro de la Unión Europea. Su líder, el primer ministro David Cameron, afirma que primero presionará para conseguir reformas en la Unión Europea, y luego dará a la gente la oportunidad de votar a finales de 2017. Cameron está presionado por el ala derecha de su propio partido, así como por la pérdida de votantes de derechas en favor de UKIP, que se opone radicalmente a la UE.

La idea de que Reino Unido salga de Europa ha causado consternación en las capitales europeas y entre los empresarios británicos. Los laboristas, desde la oposición, han criticado esta promesa al considerarla una apuesta arriesgada.

Los ciudadanos británicos están divididos: una reciente encuesta señala que el 45% preferiría quedarse dentro de la UE y el 35% estaría a favor de salir.

british voter

William Cash, candidato de UKIP a la circunscripción de North Warwickshire, charla con un ciudadano frente a una fábrica abandonada en Atherstone, Reino Unido. (Christopher Furlong/Getty Images)

5. Las elecciones ocurren en un momento en que Gran Bretaña se replantea su papel dentro de la escena internacional

La política exterior se ha mantenido en segundo plano durante la campaña, ya que la mayoría de los votantes están preocupados por la economía nacional, la sanidad y la inmigración. La BBC elaboró esta útil guía con la postura de los principales países acerca de estas cuestiones.

Algunos analistas opinan que esto refleja la tendencia general del creciente aislamiento británico. Apuntan a la reducción del presupuesto en defensa, con el que ningún gran partido se ha comprometido, y a la votación parlamentaria de 2013 en contra de la intervención en Siria. Mientras tanto, el futuro de la flota británica de submarinos nucleares, Trident, debe someterse a una votación en el siguiente Congreso, y el creciente apoyo al Partido Verde y al SNP presiona contra el programa de armas nucleares.

Como explica Jawad Iqbal, de la BBC, Reino Unido está dividido. Mientras unos afirman que ha perdido demasiadas posiciones en el panorama internacional, otros aseguran que se trata de una táctica, ya que Gran Bretaña "debe escoger cuidadosamente sus batallas en una época y unas circunstancias distintas". Con todo, Reino Unido sigue teniendo un papel crucial en asuntos internacionales: es miembro del Consejo de Seguridad de la ONU, es miembro de larga trayectoria en la UE, miembro fundador de la OTAN y principal aliado de Estados Unidos. Sean cuales sean las intenciones de los votantes británicos, cuando en unos días se dirijan a las urnas, su decisión tendrá consecuencias mundiales.

Este artículo fue publicado originalmente en 'The World Post' y ha sido traducido del inglés por Marina Velasco Serrano.

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter

OFRECIDO POR NISSAN