POLÍTICA

Colau como fuente de miedo: "dispersión" y "antisistemas" en el Parlament

26/05/2015 09:35 CEST | Actualizado 26/05/2015 09:35 CEST
ALBERTO ESTÉVEZ/EFE

Que Ada Colau, una de las activistas más conocidas de España, haya logrado desbancar a CiU y ser elegida alcaldesa de Barcelona tiene a los políticos catalanes de la vieja política desconcertados. Tanto del lado soberanista como del españolista, están agitando la bandera del miedo para las elecciones autonómicas catalanas: Artur Mas (CiU), el presidente de la Generalitat, advierte de que es un ejemplo del "riesgo" que supone dispersar el voto soberanista, mientras la popular Alicia Sánchez Camacho ha pedido a Mas que no convoque elecciones para que los "antisistema" no puedan llegar al Parlament.

"La división del voto soberanista en Bacelona ¿A qué ha llevado? A que la alcaldesa sea una persona que no será ni de ERC ni de CiU", ha afirmado en una entrevista de Catalunya Ràdio recogida por Europa Press, en la que ha lamentado que Barcelona en Comú -en la que está integrada ICV- no se haya definido sobre qué hará el Ayuntamiento ante el proceso soberanista.

Mas no debió escuchar la rueda de prensa de la nueva alcaldesa de este lunes, o ha preferido ignorarla. Colau dejó muy claro que está a favor del derecho a decidir de Cataluña. Como dijo, el Consistorio no tendría competencias en un proceso soberanista, pero "Barcelona sería la orgullosa capital" de una Cataluña que decidiese sobre su futuro.

Mas, que ha reiterado su intención de convocar elecciones el 27 de septiembre, ha recordado que parte del pacto del proceso soberanista incluye priorizar pactos entre CiU y ERC en las instituciones locales tras los comicios de este domingo. Por eso, ha dicho, no entendería que los republicanos formaran tripartitos para arrebatar los entes provinciales a la federación, aunque ha destacado que existe autonomía local.

EL RIESGO DE LOS "ANTISISTEMA"

La presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha emplazado a Mas, a que "cumpla su palabra" y no convoque elecciones autonómicas en septiembre, de forma que los "antisistema" no puedan llegar al Parlament, algo que, a su juicio, "perjudicaría enormemente" a la economía y a la "convivencia" entre catalanes y españoles.

Por el contrario, ha indicado que "el proceso separatista ha fracasado" y ha agregado que Artur Mas "tiene que cumplir su palabra". "Dijo que sin Barcelona no se podía seguir adelante con el proceso separatista y ahora que los antisistema han llegado al Ayuntamiento de Barcelona, yo le pediría a Artur Mas que reflexione, que cumpla con su palabra y que no convoque unas elecciones que pueden hacer que los antisistema también lleguen al Parlamento de Cataluña", ha enfatizado.

OFRECIDO POR NISSAN