POLÍTICA

Barcelona firma la propuesta de renovación del Mobile World Congress hasta 2023

02/06/2015 11:44 CEST | Actualizado 02/06/2015 11:50 CEST
AFP

El Ayuntamiento de Barcelona ha firmado este martes la propuesta de renovación del Mobile World Congress (MWC), el congreso de telefonía móvil más importante del mundo, hasta 2023, un acto al que el alcalde en funciones, Xavier Trias, ha invitado a todos los partidos que consiguieron representación en las elecciones municipales, ha informado el consistorio a Europa Press.

El acuerdo se ha firmado a las 9.45 horas en el Saló Tàpies del Ayuntamiento y han acudido Ada Colau (BComú), Jaume Colboni (PSC), Alfred Bosch (ERC), Àngels Esteller (PP) -en sustitución de Alberto Fernández, que se encuentra de viaje-, Carina Mejías (C's) y con la ausencia de María José Lecha (CUP), que no ha querido acudir.

Según ha explicado el consistorio, se trata de poner "sobre papel la propuesta económica" del Ayuntamiento para que la organización del Mobile valore la propuesta para que el congreso permanezca en la capital catalana al menos ocho años más.

La CUP no ha querido asistir al acto por considerar que la renovación se realiza sin un debate previo que analice las condiciones laborales de sus trabajadores y las posibilidades de hacer del congreso una oportunidad "más participativa" para la ciudad.

CRÍTICAS A COLAU

Según ha explicado el partido, consideran que la firma se realiza con prisa para asegurarse la renovación, y han criticado la complicidad de Colau: "No podemos entender su posición de ceder tan rápido", han lamentado.

BComú ha subrayado en un comunicado que durante campaña electoral siempre se ha mostrado favorable a la celebración del MWC en Barcelona y ha mantenido su compromiso de mejorar las cláusulas de la contratación para el congreso ofrezca a sus trabajadores mejores condiciones laborales.

Precisamente, desde algunos foros se había insinuado que el Mobile World Congress peligraba después de que Colau ganase las últimas elecciones municipales, dado que ella misma había cuestionado el beneficio que grandes eventos tiene en la ciudad y, sobre todo, si las ganancias alcanzan a todos los barrios.

En cualquier caso, la propia Colau también había asegurado que se veía inaugurando el MWC. "Me veo yendo allí para pedir que se impliquen más en las aplicaciones sociales de las nuevas tecnologías. Queremos un sector con responsabilidad social y medioambiental", dijo en una entrevista en Eldiario.es.

El congreso se celebra en Barcelona desde 2005. En la edición del pasado marzo la feria atrajo a 90.000 visitantes que generaron 436 millones de euros y creó 12.500 empleos temporales.

TE PUEDE INTERESAR