INTERNACIONAL

¡Haz llorar a Merkel! ¡Envía una cebolla a la canciller!

22/07/2015 13:27 CEST | Actualizado 22/07/2015 13:46 CEST

La canciller alemana, Angela Merkel, hizo llorar la semana pasada a una niña palestina con su falta de empatía y con la respuesta que le dio respecto a la situación de los refugiados. La actitud de la dirigente desató un aluvión de críticas. Ahora, todo el mundo puede vengarse de Merkel.

¿Cómo? Enviándole cebollas para que llore. Hacerlo no es tan difícil gracias a la iniciativa de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), que ha lanzando una web llamada hazlloraramerkel.org en la que invita a todo el mundo a enviar un SMS al número 28014. Así se hace una donación de 1,20 euros, que se destina a enviar cebollas a Angela Merkel y a ayudar a los refugiados. "Gracias por hacer llorar a Merkel con tu cebolla", dice la web.

CEAR quiere vengarse así de la escena que protagonizó Merkel con la niña palestina de 14 años Reem Sahwil. La canciller escuchó su historia y la de su familia, que lleva cuatro años esperando la residencia permanente en Alemania. Después, Merkel le respondió que lo entendía, pero que "la política a veces es dura".

(Sigue leyendo después de la imagen...)

cebolla

"Sabes que en los campos de refugiados palestinos en Líbano hay miles y miles [de personas]. Si ahora decimos 'todos podéis venir, venid todos desde África', no podríamos sostener la situación", dijo la gobernante alemana mirando atentamente a la pequeña, que no pudo contener el llanto.

La niña disculpó después a la canciller. "Me escuchó [Merkel] y me dijo lo que piensa, y creo que eso está bien", dijo. En cualquier caso, la historia podría tener final feliz después de que se conociera que el Gobierno alemán está contemplando la posibilidad de que la niña no sea finalmente deportada a Líbano, como temía la joven.

Así lo hizo saber la ministra de Integración alemana, Aydan Ozoguz, a Der Spiegel. "Por supuesto que no sé las circunstancias personales de la niña, pero habla perfecto alemán y al parecer ha vivido durante algún tiempo aquí", señaló Ozoguz.

"Justamente por estas circunstancias acabamos de cambiar la legislación", ha añadido. "Cada caso es diferente y debe ser examinado, pero muy frecuentemente hemos sido capaces de encontrar una solución", dijo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest