INTERNACIONAL

Catástrofe en el Mediterráneo: "Era terrible, se ahogaban porque no sabían nadar y no tenían chalecos"

06/08/2015 07:18 CEST | Actualizado 06/08/2015 07:19 CEST
REUTERS

La responsable de Operaciones de Médicos Sin Fronteras en el Mediterráneo, Paula Farias, ha asegurado que hay "cientos de muertos" en el naufragio que ha sufrido este miércoles un pesquero lleno de inmigrantes en aguas próximas a las costas de Libia.

"Estamos hablando de cientos de muertos", ha asegurado la responsable de MSF, la organización no gubernamental que participa con varios buques en las labores de salvamento de inmigrantes en el Mediterráneo. Hasta el momento han sido rescatadas con vida 399 personas, pero se esperan cientos de víctimas mortales. Según MSF viajaban en torno a 700 inmigrantes.

Farias ha contado que el rescate de los pasajeros del barco ha sido "muy traumático" porque se encontraban en "una situación muy difícil". El primer buque en llegar al lugar ha sido el Niamh de la Marina irlandesa y, cuando los inmigrantes han visto que desplegaba dos embarcaciones de salvamento, se han agolpado en un costado del barco, lo que habría provocado el vuelco.

La responsable de MSF ha explicado, en conversación telefónica con Europa Press, que, cuando el buque de su ONG 'Dignity 1' ha llegado al lugar del naufragio, el pesquero ya se había hundido por completo.

El buque irlandés ha logrado recuperar en la zona 25 cadáveres y ha completado el rescate con unas 390 personas a bordo pero Farias ha explicado que desconoce si todas esas personas han subido en esa operación o algunas ya estaba allí procedentes de un rescate anterior.

El buque 'Dignity 1' de MSF ha rescatado a nueve personas (tres palestinos, tres sirios y tres bangladeshíes) cuyo estado de salud requería una atención más inmediata y un helicóptero se ha llevado a cinco de ellas para atenderlas en un centro médico en tierra.

"GENTE AFERRADA LUCHANDO POR SU VIDA"

“Lo que vimos al llegar a la zona era terrible: gente aferrada a los flotadores y luchando por su vida mientras veía cómo otros se ahogaban porque no sabían nadar y carecían de chaleco salvavidas”, declara Juan Matías, coordinador del proyecto de MSF en el Dignity I. “El hecho de que nos llamaran para rescatar al bote hundido y poco después nos enviaran a ayudar a otro muestra la falta de recursos globales disponibles para las operaciones de rescate.”

La estimación inicial de Farias es que han sido rescatadas al menos 400 personas cuando se ha dado por finalizado el rescate porque no había más supervivientes ni cadáveres flotando. Esta estimación conlleva que habría unos 300 muertos, si el pesquero llevaba a bordo 700 personas.

El diario The Times of Malta ha informado de que el pesquero naufragado llevaba a unas 850 personas, lo que elevaría aún más la cifra de víctimas mortales. "Serían 700, ¿quién lo sabe? Igual eran más", ha considerado la responsable de Operaciones de MSF.

"EL QUE NO ESTÁ EN LA ZONA DE RESCATE NO ESTÁ"

"Se ha ahogado mucha gente", ha afirmado Farias, antes de explicar que "el operativo" de rescate en la zona "ha terminado porque no quedaba nada". "Se asume que el que no está en la zona de rescate no está", ha señalado.

La responsable de Operaciones de MSF en el Mediterráneo ha relatado que la autoridad que coordina las labores de salvamento desde Roma lanza un aviso por un barco "de madera" con "700 personas" que se encuentra en una situación de emergencia porque le está entrando agua, a las 10.30 horas. En ese momento, el buque 'Dignity 1' de MSF se encuentra a 20 millas de la zona del pesquero y navega hacia allí y, cuando está en plena travesía, las autoridades italianas le desvían hacia otro rescate, donde trasladan a bordo a unas 94 personas.

Completado ese rescate, las autoridades de Roma vuelven a dirigir al buque de MSF hacia el rescate próximo a Zuwara y, cuando llega allí, "ya son las 14.30" y el pesquero "ya se había hundido". "Llevaban cuatro horas pidiendo ayuda", ha explicado, antes de advertir de que estas situaciones son habituales porque en la zona "hay muchos más avisos de distress (emergencia) que barcos operando en la zona". "Lo que ha ocurrido es que se han puesto nerviosos y se han hundido", ha señalado.

Preguntada sobre si cree que las autoridades italianas podrían plantearse sacar a flote el pesquero hundido con inmigrantes en su interior, Farias ha descartado esa opción porque la embarcación está en aguas consideradas libias y porque sería una operación para la que no hay recursos suficientes.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest