INTERNACIONAL

Polémica en Italia por el ostentoso funeral a un capo de la mafia

21/08/2015 20:19 CEST | Actualizado 21/08/2015 20:26 CEST

Un féretro portado en el interior de un gran coche de caballos y acompañado por la banda sonora de la película El Padrino. Así comenzó el funeral del capo mafioso Vittorio Casamonica que se celebró ayer jueves en Roma y que ha desatado la polémica en la capital.

El funeral tuvo lugar en la parroquia San Juan Bosco, situada en el barrio romano Tuscolano, a pocos metros de los estudios Cinecittà. Un grupo de personas se reunió en la zona y despidieron con honores al jefe mafioso de los Casamonica, un clan que en los años 70 se estableció en la zona sur-este de la capital.

Lágrimas y aplausos compartieron protagonismo en la calle con carteles que mostraban frases como "has conquistado Roma, ahora conquistarás el paraíso" o "rey de Roma". Tras la misa, el féretro fue llevado a un Rolls-Royce, mientras la banda musical tocaba la banda sonora de 2001. Una odisea en el espacio y un helicóptero lanzaba pétalos de rosa.

"INACEPTABLE"

El acto ha desatado la polémica y desde el partido Izquierda, Ecología y Libertad (SEL) han calificado lo sucedido de "inaceptable" y han anunciado que pedirán al ministro del Interior, Angelino Alfano, que dé explicaciones.

"Estos funerales pueden parecer un fenómeno folclórico, pero en realidad son un mensaje claro de impunidad de parte de los clanes mafiosos: existimos todavía y somos fuertes. Es inaceptable en un estado democrático", ha dicho el diputado Arturo Scotto.

"Me gustaría saber cómo es posible que en el centro de Roma un helicóptero haya podido volar así de bajo y que un funeral tan pomposo se haya podido celebrar en una iglesia", ha dicho por su parte el diputado del grupo de los Verdes Angelo Bonelli.

Desde el Ministerio del Interior no se ha hecho ningún comentario por el momento y la Jefatura de Policía de Roma dice que no le consta que se haya presentado, hasta ahora, ningún documento pidiendo una comparecencia del ministro.

El vicealcalde de Roma, Marco Causi, ha descrito el suceso de "intolerable" y ha dicho que "se trata de una ofensa hacia todos los ciudadanos de Roma". "Lo que ha ocurrido es la muestra más clara de que en la capital la mafia existe", ha agregado.

Por su parte, el párroco de la iglesia Giancarlo Manieri se ha justificado en declaraciones a los medios y ha afirmado que no sabía la identidad del capo, pero que "de todas formas, todo ha sucedido fuera de la parroquia".

El clan Casamonica ha sido investigado por delitos como el tráfico de drogas, blanqueo de dinero o corrupción. Además, el capo Vittorio Casamonica ha sido acusado de secuestro de personas en los años 80, aunque nunca ha sido condenado.

  • REUTERS
  • REUTERS
  • REUTERS
  • EFE
  • EFE
  • REUTERS
  • EFE

OFRECIDO POR NISSAN