INTERNACIONAL

Escenas de caos en la estación de Budapest tras permitirse la entrada de refugiados

03/09/2015 10:28 CEST | Actualizado 03/09/2015 13:11 CEST

Cientos de refugiados han entrado en la estación del este de Budapest este jueves, después de que la Policía se retirara de sus puertas tras dos días bloqueando la entrada. Ante el desbloqueo, han tratado de subirse en masa a los trenes, lo que ha generado una notable tensión.

En la estación se han vivido momentos de caos, ya muchos de los refugiados han tratado de abrirse camino y subir al tren con sus hijos a través de puertas y ventanas, en la creencia de que podría llevarles hacia Alemania o Austria. Sin embargo, el principal operador de trenes de Hungría ha revelado que no hay trenes que partan de esta estación con destino a Europa occidental.

Un portavoz de la Policía austríaca ha indicado que desde la estación del este no parten trenes hacia Austria, un país más rico, con más posibilidades de progreso y, sobre todo, más cercano a los destinos soñados por los refugiados, como son el centro y el norte de Europa.

"Atención por favor, el tren de la vía 8 no va a salir. Por favor, bájense del tren", se ha pedido a través de los megáfonos de la estación.

Entretanto, la plaza frente a la estación en la que habían permanecido unos 2.000 refugiados ha quedado prácticamente vacía, después de que se hayan abierto de nuevo las puertas de la estación, sin que por ahora esté claro por qué se han retirado los agentes, tras dos días bloqueando los accesos.

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

estacion budapest

Una mujer siria hace noche a las puertas de la estación de Budapest.

Durante la jornada del miércoles se vivieron varios momentos complicados ante las protestas de varios cientos de refugiados que, al grito de "libertad, libertad", "Alemania, Alemania", reclamaban poder seguir adelante con sus viajes a las autoridades húngaras.

No obstante, la pelea pareció dar frutos para algunos porque a las 11.18 horas de la mañana partió un tren de Budapest hacia la ciudad de Sopron, en el noreste de Hungría, junto a la frontera con Austria, según pudo comprobar Efe. Muchos de los refugiados esperan que, una vez lleguen a Sopron, puedan cruzar la frontera austríaca y desde allí continuar viaje.

Sin embargo, poco duró la alegría porque el tren fue detenido poco después en la ciudad de Bicske, al oeste de la capital, donde los inmigrantes están siendo trasladados a un cercano centro de acogida, informó la agencia de noticias MTI.

Los policía hace bajar a todos los refugiados para después trasladarlos a un centro no especificado con autobuses, aunque algunos de los inmigrantes comenzaron a protestar, por no querer ir a un campamento.

DEBATE EN EL PARLAMENTO

La retirada de la Policía de la estación ha coincidido con el inicio de la sesión parlamentaria extraordinaria para debatir el endurecimiento de las leyes de inmigración y castigar a aquellos detenidos intentando saltar la valla de 3,5 metros de altura que se está construyendo en la frontera con Serbia.

Gergely Gulyas, diputado del gobernante Fidesz, ha indicado este jueves a la agencia MTI que las medidas podrían aprobarse esta misma semana, lo que permitiría reducir las entradas ilegales en el país a "cero" para mediados de septiembre.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest

NOTICIA PATROCINADA