POLÍTICA
26/10/2015 09:28 CET | Actualizado 26/10/2015 09:28 CET

España sufre cuatro crisis

España entra en periodo electoral con la convocatoria oficial de las elecciones del 20 de diciembre, y en la prensa se multiplican los mensajes y posicionamientos de los principales líderes políticos, entre los que se cuelan historias de la vida cotidiana...



"Aloña, Pilar y María tienen un grave problema: pasan hambre... y, a partir de ahora, van a pasar frío", explica Pedro Gorospe desde Bilbao para El País. "Debido a errores del Gobierno vasco, que les pagó de mas, han contraído una deuda de entre 11.000 a 26.000 euros que devuelven obligatoriamente con el 30% mensual de su renta social. Son tres casos extremos de los más de 80.000 afectados pobres que no llegan a mitad de mes" en Euskadi.

Sigue leyendo después de la imagen.

2015-10-26-1445847828-4832744-elpais.75049.jpg

Esta situación, en una de las regiones más ricas de España, contrasta aún más a la luz de otros titulares que esta mañana nos deja la información económica: el endeudamiento de las familias baja a niveles previos a la crisis, señala El País, aunque en el cómputo final, el nivel de endeudamiento público y privado es el mismo por el efecto de los vasos comunicantes.

"Ya se vende suelo", anuncia Cinco Días, porque "las compras de solares crecen por encima del 10% por la necesidad de edificar". Una renovación del mercado inmobiliario, señala El Periódico, impulsada por "los bancos, que aún financian el 100% de las hipotecas", para dar salida a su cartera de pisos en propiedad. 



Una situación, la económica, que va a marcar la cuenta atrás hasta el 20 de diciembre, que hoy se inicia en el Consejo de Ministros...



"50 días de exigente chequeo político", señala en un análisis Enric Jualiana en La Vanguardia, que considera que se pone fin así a una de las legislaturas más dolorosas para España, que sufre cuatro crisis: la económica, la de confianza en los partidos políticos, un amago de crisis institucional, y la de Cataluña.

Esta última sigue alimentándose de la investigación sobre el supuesto cobro del 3%. El Periódico titula: "Los Pujol, en la diana" porque "las investigaciones relacionan el porcentaje con los contactos de la familia con los empresarios". ABC recoge las denuncias de empresarios catalanes, que aseguran que el partido de Mas continuó con esta práctica al menos hasta los registros del mes de agosto. 



La cumbre de los refugiados deja un sabor agridulce esta mañana porque en algunos Estados se ve el vaso medio vacío y en otros, medio lleno...



"La cumbre por el asilo acaba en bronca europea", resume La Vanguardia, al constatar que "el cruce de reproches se impone sobre la llamada a la acción humanitaria". Sin embargo, desde el Reino Unido, el Financial Times estima que la Unión Europea se mueve para rebajar la tensión en los Balcanes.

Sigue leyendo después de la imagen.

2015-10-26-1445847760-8123701-lavanguardia.75021.jpg

En Alemania, también se ve de otra manera porque, como explica Die Welt, "el estado de ánimo en la Unión Europea es tan dramático que se considera un éxito lo acordado ayer en Bruselas para desalentar los movimientos incontrolados de los refugiados en los Balcanes". 

Hasta el progresista Süddeutsche se felicita de la concreción en las medidas, aunque una de ellas, como apunta El País, sea la propuesta de Frontex de "internar a los refugiados en centros de acogida". Una medida que parece más destinada a apaciguar a determinadas opiniones públicas que, como la polaca, optan por la derecha de la derecha.

El titular del Guardian es significativo: "El nombre es Szydło, Beata Szydło: un primer ministro que emerge de la oscuridad"

.

El tren que no debió viajar es el título de un reportaje sobre un documental que mañana se estrena en la Seminci de Valladolid... 



Frankenstein 01455 es el nombre de la película que ha dirigido Aitor Rei sobre el accidente ferroviario de Santiago que causó 81 muertos, a partir de documentos de ADIF, Renfe y la consultora de ingeniería Ineco, todas ellas dependientes del ministerio de Fomento.

Frankenstein es como se le conoce en el argot ferroviario porque "está hecho de retales de otros productos; no obedece a necesidades operativas, sino a políticas", explican los técnicos. Por las prisas por estrenar la alta velocidad a Galicia del ministro José Blanco antes de abandonar el Gobierno, señala Gregorio Belinchón en este reportaje para El País.

NOTICIA PATROCINADA