POLÍTICA
27/10/2015 09:38 CET | Actualizado 27/10/2015 09:38 CET

Carnaza

El cierre de la décima legislatura en España, y la apertura de la undécima en Cataluña, deja en la prensa de esta mañana dos protagonistas claros: Mariano Rajoy y Carme Forcadell...



"Acelerado y triunfalista, Mariano Rajoy parecía esta noche una máquina registradora o un animador del bingo. No pueden decirse más números en menos tiempo, ni pueden amontonarse tantas medias verdades, aunque el esfuerzo de pedagogía se resintió de un error en el embrión mismo de la entrevista: 'el rival de Rajoy soy yo mismo”.

Sigue leyendo después de la imagen.

2015-10-27-1445934998-5131350-elpais.75050.jpg

De esta manera resume Ruben Amón en la web de El País la comparecencia de anoche en Televisión Española del presidente del Gobierno. Por la mañana, Rajoy ofreció una rueda de prensa que Marisol Hernández en El Mundo y Fernando Garea coinciden en comparar con la intervención de "un consejero delegado que explica a sus accionistas la fría cuenta de los resultados".

Y esa sensación se debió, a juicio del maestro Miguel Ángel Aguilar, a que durante la rueda de prensa no hubo "ni una sola impertinencia como es debido" por parte de los periodistas. De modo que, concluye, citando a Cervantes: "Y luego, incontinente, caló el chapeo, requirió la espada, miró al soslayo, fuese y no hubo nada". 



Y si Rajoy centra los comentarios, la nueva presidenta del Parlament acapara las fotos de primera... 



Carme Forcadell, aplaudida tras ser elegida; haciéndose un selfi con otros diputados de Junts pel Si; saludada por Artur Mas o leyendo su discurso con ese "viva la República catalana" que da pie a La Vanguardia para darle un tirón de orejas porque "es más propio de su etapa como activista".

En su editorial, habla de nubarrones en el inicio de esta legislatura por el difícil entendimiento ideológico entre las fuerza soberanistas, el incierto resultado de las generales españolas, y la evolución de las investigaciones judiciales sobre el caso 3%.



El resultado de las urnas este fin de semana ha dejado victorias que se perciben con inquietud en Europa... 



Y eso que Timothy Garton Ash en el Guardian nos pide que "no desesperemos" porque "Polonia ha sobrevivido a situaciones peores que este conservadurismo" y "todavía hay fuerza en favor de los valores europeos y liberales".

Sigue leyendo después de la imagen.

2015-10-27-1445935019-393006-guardian.7501.jpg

Sin  embargo, el progresista Süddeutsche constata que en Bruselas existe el temor a que Polonia pase a encabezar el grupo de los que dicen "no", y recuerda las malas relaciones que mantiene el actual presidente del Consejo, el también polaco Donald Tusk, con el partido Ley y Justicia, y las que Merkel mantuvo con el entonces primer ministro, Kazynski, hoy hombre fuerte en la sombra.



Esta victoria de los ultraconservadores polacos coincide, de hecho, con el bajo momento por el que atraviesa la canciller Merkel...



Hasta el punto de que uno de los columnistas habituales del Financial Times, Gideon Rachman, se atreve a asegurar que "el final de la era Merkel está a la vista". Los beneficios de la llegada de refugiados son difíciles de ver en Alemania y amenazan con acabar con la era Merkel.

Claudi Pérez, de viaje por Berlín, concede en El País que "Merkel está bajo presión" y que teme que le pase lo que a su antecesor, Gerhard Schröeder, porque "es la primera vez que la canciller se anticipa a la opinión pública y va por delante de los acontecimientos... Y, paradójicamente, es la primera vez que la gente amenaza con darle la espalda".



Pero, en realidad, de lo que habla hoy toda Europa es del informe de la OMS sobre la carne...



Que, según puntualiza Le Monde, ya fue avanzado en Francia el pasado mes de junio por otro del Instituto Nacional del Cáncer en el que mostraba su inquietud por los riesgos de cáncer de colon.

"Sólo nos queda el pollo", se lamenta el Süddeustche, y desde Euskadi, El Correo defiende en un editorial la "dieta saludable" porque "la salud pública y el bienestar social no están reñidos a la hora de comer, pero demandan contención y equilibrio". Es decir, chuletón sí, pero no todos los días.



Y el tuit de ésta mañana es doble y nos habla de dos polémicas relacionadas con los libros y las ideologías...



El Times de Londres alerta sobre que la "corbynmanía" -tras la elección del nuevo líder laborista, Jeremy Corbyn- ha desatado la venta de libros marxistas en el Reino Unido, mientras que el francés Libération dedica cuatro páginas a la controversia desatada por la editorial Fayar por reeditar en Francia el Mein Kampf de Hitler el año que viene.

ESPACIO ECO