POLÍTICA

La política necesita ejercicio: por qué todos los candidatos a la Moncloa hacen deporte

08/12/2015 15:08 CET | Actualizado 08/12/2015 15:53 CET
CUATRO

De izquierda o derecha. De un lado o del otro. Del centro o más del extremo. Da igual el lugar donde se posicionen o la ideología con la que los identifiquen los votantes, los cuatro tienen una cosa en común: los principales candidatos a ocupar la Moncloa el próximo 20 de diciembre son aficionados al deporte y practican alguna actividad física.

Mariano Rajoy (PP), Pedro Sanchez (PSOE), Pablo Iglesias (Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos) lo han contado en múltiples ocasiones durante el último año. Todos han concedido entrevistas (algunos más que otros) y todos han hablado de la necesidad de practicar algún deporte semanalmente, y no tanto por cuestiones físicas sino por un asunto de equilibrio mental.

MÁS QUE UNA CUESTIÓN FÍSICA

Cuando Albert Rivera, candidato de Ciudadanos, empezó en la política tenía 26 años y todo le quedaba grande. Acabó dejando de lado ciertas cosas, incluida la natación, el deporte que practicaba desde los 11 años y gracias al que se convirtió en campeón de natación de Cataluña con 16. Ganó kilos (compara el nuevo Rivera con el del cartel de 2006) y perdió equilibrio. "Cometí el error de cerrarme. De renunciar a lo que me gusta, de dejar de hacer deporte…", contó a Risto Mejide en su visita a Al sillón (Antena 3) a principios de noviembre. "Pensé que lo mejor era centrarme en esa vida, y por esa razón durante dos o tres años no fui feliz, incluso pensé en dejarlo".

políticos y ejercicio

Pincha aquí para ver más grande

El caso del líder de Ciudadanos es un ejemplo claro de cómo el deporte proporciona equilibrio a aquellos que se encuentran sometidos a situaciones de estrés o presión. Por eso, nueve años después, Rivera ha vuelto a incluir la actividad física entre sus rutinas. "Hace unos dos años decidí volver a ejercitarme. Hago una sesión de spinning (aerobic sobre bicicleta estática) a la semana e intento nadar siempre que puedo. En mi agenda hay dos cosas intocables: mi hija y el deporte", revelaba a La Otra Crónica de El Mundo en febrero. Y todo esto, como dijo en ABC en abril, tiene una razón de ser: "No solo por una cuestión física sino mental".

En la innumerable lista de razones existentes para levantarse del sofá cada día existen un amplio número relacionado con el bienestar mental. Alejo García-Naveira, psicólogo del deporte y coordinador del grupo de Psicología del Deporte del Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid (COPM), apunta en el libro Psychological Health and Needs Research Developments que la práctica de actividad física y deporte "ayuda a reducir la ansiedad, los niveles de estrés y depresión, y estimula y apoya las capacidades cognitivas". Además, contribuye a favorecer un buen estado de salud. Porque, como apunta la Organización Mundial de la Salud (OMS), la salud "es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades".

SIN ESTRÉS, SIN INSOMNIO Y MÁS FELICES

"Yo a estas alturas de mi vida ya no le doy consejos a nadie, salvo uno: haz un poco de deporte, porque es muy bueno físicamente y te da equilibrio", decía el aún presidente Mariano Rajoy el pasado miércoles en la casa de Bertín Osborne y lo repetía el sábado en La Sexta Noche (LaSexta).

Al popular le gusta repetir que la actividad física "sienta bien para todo y, además, no se molesta a nadie" . Por eso viaja siempre con unas zapatillas deportivas en la maleta e invierte cada mañana 40 minutos en la cinta del gimnasio de Moncloa. "A veces combino cinta y elíptica, y luego los fines de semana, que estoy un poco más libre, me pego caminatas de una hora y media o por ahí. Pero intento hacerlo todos los días", le explicaba a Bertín.

"Viene muy bien" son las palabras que no se cansa de repetir Rajoy y no le falta razón. La actividad física "viene muy bien" para dormir mejor. Según los especialistas en medicina del sueño, realizar algún tipo de deporte (no profesional) facilita el sueño y lo hace más reparador siempre y cuando se realice como mínimo tres horas antes de ir a dormir. Es por eso que la mayoría de los políticos opten por las primeras horas del día (no solo es una cuestión de agenda) para calzarse las zapatillas. Rajoy hace elíptica y cinta a las 7 de la mañana, y el líder socialista Pedro Sánchez sale a correr a primera hora. "Me gusta mucho correr. Me ayuda a clarificar las ideas, a despertar y a empezar bien el día", decía en una entrevista en La Razón.

Además, como apuntan desde la web de la Fundación del Corazón, la práctica deportiva reduce los niveles de ansiedad y ayuda a un mayor control del estrés emocional. "La gente que hace más deporte suele ser más tranquila, y afronta los problemas de una forma más pausada".

Esto se debe a que la práctica de ejercicio regular disminuye la producción de cortisol, una hormona que suele liberarse en situaciones de estrés y que suele estar relacionada con el aumento de presión arterial, los niveles de azúcar en sangre y que tiene un efecto inmunosupresor sobre el cuerpo; a la vez que aumenta la producción de endorfinas, las llamadas hormonas de la felicidad. De ahí que sea tan extendida la idea de que practicar deporte nos hace más felices.

LOS POLÍTICOS Y EL RUNNING

Nadar, andar, correr... No hay una fórmula más eficaz que otra, cada uno (políticos o no políticos) debe elegir su favorita. "El traje tiene que ser a medida. La clave está en que cada uno encuentre el deporte que más se adapte a sus necesidades y características personales", asegura García-Naveira.

pablo iglesias y ana rosa

Pablo Iglesias y Ana Rosa Quintana corriendo por Vallecas

Pablo Iglesias y Pedro Sánchez han encontrado en el running la horma de su zapato. "Yo corro media horita y muy suave. Casi siempre voy solo con los cascos y escucho mucho rap", le decía el líder de Podemos a Ana Rosa Quintana durante una sesión de entrenamiento. El madrileño sigue viviendo en Vallecas, su barrio de toda la vida, y es ahí por donde corre. "Ahora soy más conocido y me paran, así que he hecho algo que nunca pensé que haría: comprarme una elíptica”, reveló en el diario deportivo AS.

Pedro Sánchez no perdona y el running es un imprescindible en su agenda semanal. Corre dos o tres veces por semana, indistintamente de la ciudad donde se encuentre (Barcelona, San Sebastián...). Como Pablo Iglesias, el socialista también lleva cascos, aunque en su caso la música que suena son grupos indie españoles como La Habitación Roja o Los Planetas.

MÁS QUE UNA MODA

El running de Iglesias y Sánchez, la natación de Rivera o el senderismo de Rajoy no son una novedad en la agenda de los politicos. John Carlin revela en su libro El Factor Humano que Nelson Mandela ya llevaba a cabo este tipo de rutinas para mantener la cabeza en su sitio durante los años del Apartheid. "Descubrí que el riguroso ejercicio era una excelente salida para la tensión y el estrés", decía el mandatario, quien hizo famosa la frase "el ejercicio es clave para la salud física y de la mente".

Del mismo modo, Barack Obama realiza 45 minutos diarios de ejercicio cardiovascular en el gimnasio personal y a veces juega al baloncesto con amigos y Nicholas Sarkozy no abandonó el gimnasio ni el running mientras estuvo en El Elíseo (2007-2012).

No hace falta salir al extranjero pasa encontrar casos de políticos deportistas. José Luis Rodríguez Zapatero y José María Aznar también compatibilizaron el poder con la práctica deportiva. De hecho, el segundo se llevó a su entrenador personal (Bernardino Lombao) a Moncloa, quien lo puso a andar correr y le marcó los abdominales, además de ayudarle a sobrellevar la presión. "En mi opinión, es imprescindible que los políticos de alto nivel estén en buena forma, porque, con tantas tensiones y tanta presión, o haces ejercicio o te dopas. No hay otra manera de rendir", defendía en una entrevista con ABC en 2011.

Esta misma idea la ha defendido (y aún defiende) Zapatero, que retomó el deporte cuando llegó a la presidencia y desde entonces no lo ha dejado, llegando incluso a correr varias medias maratones. "A mí una de las cosas que más feliz me ha hecho en la vida es correr", reveló en una extensa entrevista con runners.es. Ahora corre más por afición que otra cosa, pero en su etapa en Moncloa lo hacía por necesidad: "Antes de los debates intentaba correr y en caso de que lo hiciera llegaba con mucho más tono vital y más preparado para debatir con Mariano Rajoy durante horas".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest