POLÍTICA

La audiencia del debate muestra que la gente vio menos el Rajoy-Sánchez que el Rajoy-Rubalcaba

15/12/2015 09:52 CET | Actualizado 15/12/2015 11:50 CET
REUTERS

Superaron por los pelos el debate a cuatro de Atresmedia de la semana pasada. El cara a cara entre el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder del PSOE, Pedro Sánchez, fue seguido por 9.687.000 espectadores, con una cuota de pantalla del 48,6%.

El enfrentamiento de anoche, el único cara a cara de la campaña electoral entre los aspirantes de los partidos tradicionales, fue organizado por la Academia de Televisión y retransmitido por las principales cadenas y emisoras. Duró 110 minutos, durante los cuales 19 millones de personas sintonizaron el encuentro al menos una vez.

El minuto de oro se produjo a las 22:31, con 11.194.000 espectadores, un 51,7% de cuota. Un número ligeramente superior de hombres siguieron el debate, pero lo que destaca es la audiencia mayor de 64 años, el 61,9% de los espectadores. Las clases medias y altas también registraron mayor interés en el encuentro.

Las grandes ciudades (más de 500.000 habitantes) sumaron más cuota de pantalla, pero las comunidades donde se siguió más el debate fueron Castilla y León y Aragón.

audiencia genero debate

En redes, el cara a cara generó 1674930 tuits de 261.556 usuarios. Lo que suponen 816.609 tuits menos que el debate a cuatro con Soraya Sáenz de Santamaría.

MENOS QUE EL RAJOY-RUBALCABA

El debate entre Rajoy y Sánchez ha sido el 5º más visto de la historia, superado por uno entre González y Aznar en 1993 (cuando España tenía menos población y pantallas), los dos que enfrentaron a Zapatero y Rajoy y el que enfrentó al presidente con Rubalcaba en las anteriores elecciones generales en 2011.

debates audiencia

El debate entre ambos candidatos no ha alcanzado la audiencia registrada por el que protagonizaron Alfredo Pérez Rubalcaba, entonces candidato socialista, y Mariano Rajoy, entonces líder del PP en la oposición, que fue visto por 12 millones de personas, el 54,2 % de la audiencia.

La diferencia entre ambos cara a cara podría deberse a que los dos candidatos no despiertan interés entre los españoles, a un desgaste del bipartidismo o a la saturación de debates en estas elecciones generales.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

NOTICIA PATROCINADA