Huffpost Spain

Seis razones por las que no perderse el último discurso de Barack Obama sobre el Estado de la Unión

Publicado: Actualizado:
OBAMA
Imagen de archivo de Barack Obama | AP
Imprimir

Por norma el discurso sobre el Estado de la Unión del presidente de los Estados Unidos interesa, y mucho, no sólo al país, sino al resto del mundo. Supone una radiografía de la situación política, de los retos y los objetivos del Gobierno, de cómo está EEUU y de cómo quiere estar. Pero además, en esta ocasión, este último discurso sobre el Estado de la Unión será parte del legado de Barack Obama y de cómo se imagina el futuro, incluso ya sin él.

El propio Obama ha anticipado que pretende destacar "las grandes cosas" en las que hay que seguir creyendo y trabajando cuando ya no esté en la Casa Blanca. "No creo que nunca haya estado más optimista sobre el año que tenemos por delante de lo que estoy ahora", ha afirmado el presidente de EEUU en un vídeo divulgado esta semana por la Casa Blanca en anticipación del discurso ante el Congreso. En el vídeo, también ha destacado que lo que hace "grande" a Estados Unidos es la capacidad de sus ciudadanos de "cambiar para mejor".

(Sigue leyendo después del tuit...)

Será, en definitiva, un discurso "distinto" que merecerá la pena seguir por estas seis razones.

1. Es un indicativo de cómo está el país

Lo dice el artículo 2, sección tercera, de la Constitución de EEUU: "Se establece la obligación de cada cierto tiempo ofrecer información al Congreso sobre el Estado de la Unión”. Se trata, por lo tanto, de un deber presidencial que, hasta 1913, se hacía a través de una carta escrita a las autoridades del Congreso. Sin embargo, fue el Presidente Woodrow Wilson el que instauró la tradición de pronunciar un discurso en el Capitolio ante congresistas, senadores, autoridades de otros poderes del país, la Primera Dama e invitados especiales para explicar cómo está EEUU y cuáles serán las líneas a seguir durante el siguiente año.

Dadas las circunstancias de Obama, en esta ocasión también será un balance de sus siete años de Gobierno. Se centrará en lo que los estadounidenses han logrado "juntos como pueblo". Será, por tanto, un discurso basado en los valores de presidente.

Así, es probable que Obama mencione el acuerdo nuclear con Irán y la mejora de las relaciones con Cuba como logros o que haga alusión a la lucha que está llevando a cabo Estados Unidos contra el grupo terrorista Estado Islámico. Será también la oportunidad con la que dejar claro que sigue siendo él, Obama, el que marca la agenda, incluso ya con su mandato terminando, y que se seguirá hablando de temas que han sido su prioridad, como el control de las armas.

guns

Barack Obama durante un coloquio sobre el uso de las armas en EEUU

2. Hablará de los temas clave de su mandato

La crisis, el cambio climático y, como no, la reforma sanitaria, tendrán su lugar en el discurso. Durante su mandato han sido muchas las veces que Obama ha defendido el uso de energías renovables o la participación en acuerdos globales para proteger el planeta. Su gran plan contra el cambio climático hizo que se llegara a la Cumbre de París con muy buenas sensaciones, pese a que al final no respaldara un acuerdo vinculante. Cómo el país se ha recuperado de la gran crisis económica y las reformas en materia sanitaria serán otros de los grandes pilares de su discurso, tal y como avanza web oficial del State of the Union Address (SOTU).

obamacare

La reforma sanitaria ha sido uno de los grandes objetivos de sus dos mandatos

3. Se referirá a promesas incumplidas

Si hay algo que Obama ha dejado claro durante su mandato ha sido que, pese a que ha querido hacer mucho, se ha encontrado con grandes muros. Le ha pasado con la reforma sanitaria, la migratoria, con el control de las armas... y con el cierre de Guantánamo. De ahí que en su discurso de esta noche, en el apartado de sus "asignaturas pendientes", reitere su determinación de tratar de cerrar dicha cárcel antes de dejar la Casa Blanca.

También abordará la reforma del sistema de justicia penal, un asunto que cuenta con "un fuerte apoyo bipartidista" en el Congreso.

guantanamo

Protesta para pedir el cierre de Guantánamo

4. Este año estará en Snapchat

La Casa Blanca hace un buen uso de las redes sociales y por ello el discurso de este año será transmitido en la plataforma de vídeo de Amazon y en vivo en YouTube, según han anticipado. Además, desde el pasado lunes están también en Snapchat, la red social de vídeos y mensajes instantáneos que desaparecen segundos después de ser vistos, por lo que seguro que le sacarán partido.

Snapchat tiene más de 100 millones de usuarios diarios, en su mayoría jóvenes, un sector con el que la Casa Blanca ha conectado en estos últimos años a través de otras redes sociales como Facebook o Twitter.

Además, como ya sucedió en el año 2015, Obama será entrevistado este viernes por tres celebridades de YouTube y responderá a preguntas de los ciudadanos acerca de su último discurso sobre el Estado de la Unión.

5. Por los invitados

Otro de los asuntos que rodean a este emblemático discurso y que más interés suscita es el de los invitados. Los elegidos presenciarán el discurso anual del mandatario ante ambas cámaras del Congreso desde el palco de la primera dama, Michelle Obama.

Uno de ellos es Refaai Hamo, un refugiado que abandonó Siria en 2013 y que hace menos de un mes recibió el visto bueno para instalarse en Troy (Michigan) junto a sus tres hijas y su hijo. Al invitarle, la Casa Blanca quiere subrayar su rechazo a los mensajes xenófobos que han lanzado algunos aspirantes republicanos a la Presidencia de EEUU, principalmente el magnate Donald Trump, contra los refugiados sirios y los musulmanes a raíz de los ataques terroristas de París y San Bernardino (California).

Además, como en años anteriores, la Casa Blanca ha invitado a un "soñador", un joven que llegó sin documentos al país cuando era niño junto a sus padres, para destacar el impacto de las medidas migratorias de Obama que desde 2012 han protegido de la deportación a más de medio millón de esos jóvenes. Se trata de Óscar Vázquez, un mexicano que llegó a Phoenix (Arizona) con 12 años y logró regularizar su situación hasta convertirse en ciudadano estadounidense.

Entre los invitados habrá también una activista por la reforma del sistema de justicia criminal, una defensora de una reforma en la política contra las drogas, un activista por los derechos de los homosexuales; estudiantes, veteranos, el gobernador de Connecticut, Dannel Malloy, y el presidente de Microsoft, Satya Nadella.

Además, el presidente ha decidido dejar un asiento vacío en ese palco en homenaje a las víctimas de la violencia causada por las armas de fuego.

6. Porque será su último discurso de la Unión

Más allá de los motivos antes expuestos, hay uno evidente. El de este martes pasará a la historia como el último discurso sobre el estado de la Unión de Barack Obama, el primer presidente negro de la historia de EEUU. De ahí que seguro tenga mucho de simbólico, con palabras perfectamente elegidas para terminar de sembrar su legado. En la cuenta de Twitter de la Casa Blanca incluso se palpa cierta nostalgia...

Y, ¿cómo han sido los anteriores discursos de Obama? El más largo de Obama fue el del 27 de enero de 2010, con 7.304 palabras, y el más corto el del 20 de enero de 2015, con 6.718, según informa el think tank The Hispanic Council. Así, el actual presidente de Estados Unidos puede presumir de ostentar el título de ser el que ha ofrecido los discursos más largos de media (7.001 palabras), detrás de Bill Clinton (7.426 palabras), según este mismo centro.

Por lo tanto, y sumando todos los puntos, el que será el último discurso sobre la Unión tendrá cierto sabor a despedida.

ultimo

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...