NOTICIAS

La OMS anuncia el final de la epidemia del ébola en África

14/01/2016 11:11 CET | Actualizado 14/01/2016 12:09 CET

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado nuevamente a Liberia libre de ébola tras cumplirse el periodo de cuarentena declarado tras la aparición de un nuevo caso en noviembre pero ha advertido de que se debe mantener la vigilancia ante la posibilidad de que puedan aparecer nuevos casos.

"Todas las cadenas de transmisión han sido contenidas en África Occidental", ha anunciado la OMS, que con ello da por concluido el brote de esta enfermedad que azotó durante 2014 y 2015 a Libera, Guinea y Sierra Leona.

(Sigue leyendo después del vídeo...)

"El trabajo aún no ha acabado, se espera que haya nuevos rebrotes y por ello es crítico mantener sistemas de vigilancia y respuesta fuertes en los próximos meses", ha defendido la organización en un comunicado, dejando claro que existe un "alto riesgo de pequeños brotes adicionales de ébola" en los tres países.

CUANDO TODO EMPEZÓ

Fue el 23 de marzo de 2014 cuando la Organización Mundial de la Salud declaró oficialmente el mayor brote de ébola de la historia - una enfermedad de la que ya se sabía 40 años atrás-. Ese día se registraban 49 casos y 29 muertes por la enfermedad, muy lejos de los más de 1.000 casos que se registraban meses después, en noviembre y diciembre, y de las más de 10.000 muertes que ha provocado el ébola.

Desde que comenzara el brote, se han notificado 28.604 casos confirmados, probables y sospechosos han sido en Guinea, Liberia y Sierra Leona, con 11.300 muertes. En Guinea se han notificado 3.807 casos y han fallecido 2.536; en Liberia se han notificado 10.675 casos y fallecido 4.809; en Sierra Leona 14.122 casos notificados y 3.955 muertes. La mayoría de estos casos y muertes se registraron entre agosto y diciembre de 2014, después de lo cual la incidencia de casos comenzó a disminuir como resultado de la rápida ampliación del tratamiento, el aislamiento y la capacidad de enterramiento seguro en los tres países.

El origen de este brote parece situarse a finales de diciembre de 2013 en la pequeña aldea de Meliandou, en Guéckédou (Guinea). La muerte de un niño de dos años y la cadena de muertes que se sucedieron dio lugar a una epidemia sin precedentes que ha provocado 10.194 muertos, 24.701 un casos -según los últimos datos de la OMS-, y ha traspasado fronteras con casos en España, Reino Unido y Estados Unidos.

Sin embargo, no fue hasta la alerta del Centro de Control de Enfermedades de Atlanta (C.D.C.) en Estados Unidos, que hacía una proyección del número de casos probable ajustando su posible evolución con las medidas a tomar, cuando fue tomado en serio este brote de ébola; su estimación era que sin las medidas adecuadas se podría llegar a más de un millón y medio de casos en enero de 2015.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR...

El drama del ébola en África

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest