Huffpost Spain
David Ramos Headshot

Rafa Nadal: "No se está siendo injusto conmigo"

Publicado: Actualizado:
NADAL
Rafa Nadal, tras la eliminación ante Verdasco en Australia | REUTERS
Imprimir

Es el mejor tenista español de todos los tiempos y uno de los grandes de la historia. 14 títulos de Grand Slam, nueve de ellos sobre la tierra batida de París, avalan la trayectoria de Rafa Nadal, ese chico educado del pañuelo en la cabeza que empezó a escribir su leyenda en una final de Copa Davis en 2004. Hoy, once años después, pelea por recuperar su tenis tras firmar la peor temporada de su carrera, la primera sin un gran título. Esa sequía no impidió que cerrase el año con un juego esperanzador, pero 2016 ha comenzado con bofetada al optimismo tras la inesperada eliminación en primera ronda del Open de Australia.

Las lesiones frenaron en seco su inercia más dulce y desde el regreso nada volvió a ser igual. Todo lo que entraba empezó a botar fuera de la línea. Todo a lo que antes llegaba de un lado a otro de la pista se volvía inalcanzable. Los reveses dejaron de ser un golpe ganador para convertirse en reveses de verdad. Pero el guerrero nunca se rinde. Si algo le puede devolver a la cima es lo mismo que un día le encumbró: una fuerza mental prodigiosa. Antes de ese K.O. frente a Fernando Verdasco en las antípodas y con el escándalo de los sobornos aún sin estallar, el de Manacor concedió una entrevista a El Huffington Post en la que no se esconde y habla de cómo afrontar los malos momentos, de sus esperanzas para volver a ganar y de sus planes de futuro, tanto profesionales como personales.

Pregunta. En el tramo final de la temporada pasada se vio a un Nadal de nuevo con buenas sensaciones.

Respuesta. Fue mejor comparado con el resto del año. Por fin me encontré bien físicamente y sin embargo tuve una mala temporada, la peor desde que estaba arriba en el ranking. Es verdad que conseguí acabar 5 en el ranking, que si lo miras de una manera objetiva tampoco está tan mal.

P. ¿Fue Wawrinka en Shangai la clave para empezar una nueva línea ascendente?

R. No creo que ese partido fuera un antes y un después. Hay mucho trabajo detrás en los entrenamientos.

No, no tengo ninguna ansiedad por ganar un torneo del Grand Slam

P. 2015 fue tu primera temporada en las últimas once sin un 'grande' ¿Tienes ansiedad por volver a ganar?

R. No, no tengo ninguna ansiedad por ganar un torneo del Grand Slam. Tuve ansiedad en mi juego y contra eso trabajé bastante durante todo el año.

P. Has vivido meses duros. ¿Te ha molestado que te pregunten tantas veces qué te pasa?

R. No, para nada. Entiendo que la gente que no está a mi lado cada día se pueda preguntar algo así.

P. ¿Crees que se ha sido o se está siendo injusto contigo? El deporte tiene poca memoria...

R. No creo que se esté siendo injusto conmigo y también sabemos que la memoria es corta en general en el mundo del deporte. No soy tampoco una persona que lea mucho sobre lo que escriben de mí.


P. Muchas veces los medios contribuimos a que el público se forme la falsa idea de que cuando una figura no gana no puede ser feliz, como si su vida fuese solo el éxito deportivo.

R. En lo deportivo, si compites a tu máximo nivel, si eres capaz de hacerlo y los resultados no acompañan porque el rival ha sido mejor, no es un motivo para estar triste o ser infeliz. Esa es una palabra muy dura. En mi caso soy feliz cuando compito, cuando sé que tengo posibilidades de ganar el partido, cada partido. Si no, hay que mirar qué ocurre y trabajar más duro. Es así como se solucionan estos problemas, trabajando.

Si compites a tu máximo nivel y los resultados no acompañan, no es un motivo para estar triste o ser infeliz. Esa es una palabra muy dura.

P. ¿Te has planteado colgar la raqueta por las lesiones?

R. No me he planteado en ningún momento la retirada. Tengo 29 años y cumpliré 30 en junio. No creo que me haya llegado aún ese momento. Espero tener muchas otras oportunidades para ganar títulos.

P. ¿En qué ha cambiado Rafa Nadal en todos estos años? Más maduro, quizá más desconfiado... ¿Qué conservas de ese chico que empezó a dejarnos alucinados en la final de la Copa Davis de 2004?

R. Como todo el mundo, no soy el mismo jugador ni la misma persona que cuando tenía 18 años. Es lógico. Sí creo ser la misma persona en el fondo y no creo haber perdido el norte. Se lo debo en gran parte a mi familia y a mi equipo.

P. Este año abrirás en tu tierra la Rafa Nadal Academy, donde quieres centrarte no sólo en el deportista, sino también en la persona. ¿Qué papel desempeña la educación en la vida de un deportista de élite?

R. La abriremos en mayo y nuestro objetivo es formar no solo a futuros tenistas, sino educar con los valores que a mí me han inculcado y con los que me guío en mi carrera. No es simplemente una cuestión de que salgan nuevos tenistas, sino de que salgan formados también académicamente. La educación desde mi punto de vista es muy importante también en la vida de un deportista.

P. ¿Qué es lo más importante que debe aprender un niño que sueña con ser como tú?

R. Lo primero que tiene que hacer un niño es divertirse mientras juega al tenis. Después hay muchas cosas como el esfuerzo, la disciplina, la honestidad, la superación, el compañerismo, la humildad, el compromiso, el respeto… Estos son algunos de los valores que queremos transmitir.

P. 26 pistas, piscinas... ¿Menudo proyecto no?

R. Son ya varios los años en los que estábamos trabajando en ello, que es el pilar de mi futuro. La academia será una de mis principales actividades. Pero como te digo por ahora estoy enfocado en mi tenis, en el 2016 y en que la este nuevo proyecto empiece a funcionar de manera adecuada.

El tiempo pone siempre a cada uno en su sitio ante cualquier noticia o especulación falsa

P. Entre tanto éxito, a lo largo de todos estos años también has vivido algunos episodios feos: los chistes de los guiñoles franceses sobre el dopaje, lo de Hacienda, temas personales como la relación de tus padres o incluso acusaciones de machismo en el caso de Gala León. Sin embargo, siempre has dado la cara sin alzar la voz. ¿Qué es lo más importante cuando un factor externo te hace pasarlo mal?

R. El tiempo pone siempre a cada uno en su sitio ante cualquier noticia o especulación falsa. Es habitual en la gente que está tan expuesta a los medios de comunicación. Tampoco tiene mayor importancia. Cada problema tiene una manera distinta de tratarse y también tengo un equipo que me ayuda en estas facetas de la vida.

nadal

Nadal, durante un entrenamiento en Australia / EFE

P. Casi todo el mundo coincide en que la distinción de mejor deportista español de todos los tiempos está entre tú y Gasol. ¿Tú cómo lo ves?

R. No creo que deba ser yo quien opine al respecto. Sí te puedo decir que Pau es un gran amigo mío y alguien a quien aprecio mucho como persona y como deportista.

P. ¿La fama y el estrellato alejan a la persona de los problemas de la sociedad?

R. Depende de cada persona. Creo que no es mi caso.

P. Si hay una ciudad que te ha dado gloria esa es sin duda París. ¿Qué sentiste al enterarte del los atentados del 13 de noviembre?

R. Al principio no me lo podía creer. Me encontraba en Londres y salimos de cenar de un restaurante. En el taxi fue mi Jefe de Prensa y amigo Benito Pérez-Barbadillo quien recibió un texto de su mujer, que es francesa, y le comentaba lo que estaba pasando. La verdad es que fue una noche desagradable y triste y ojalá no se vuelva a repetir en ningún lugar. Mi reacción también fue la de enviar un mensaje de apoyo a la sociedad francesa.

P. Imaginemos que el paro en España es como un partido en el que vas dos sets abajo y 5-0 en el tercer set. ¿Cómo encuentras el estímulo para creer que aún puedes ganar?

R. Primero, no creo que sea comparable ni de cerca un caso de paro con un partido de tenis, así que mi consejo, en este caso, no puede servir de mucho. Creo que todos tenemos que ayudarnos y estar unidos. A veces también creamos una espiral negativa que evidentemente no ayuda. No es el caso del paro, evidentemente, pero sí cuando hablamos tanto de crisis. Como te digo, es difícil que yo pueda dar un consejo en algo así, pero sí te puedo decir que en mi caso siempre lucho hasta el final.

P. Estamos en año de emociones fuertes en lo político. ¿Cómo valoras el desafío soberanista en Cataluña?

R. Si bien tengo mi opinión, no creo que me corresponda entrar en este debate. Creo que mi postura ha sido siempre muy clara al respecto.

P. Si tuvieras que elegir un momento, ¿cuál es el más mágico que te regalado tu carrera?

R. Quizá la final de 2008 en Wimbledon contra Federer.

P. La lección más importante que has aprendido en tu vida es…

R. He aprendido mucho durante mi vida y todas las lecciones son importantes. Es difícil significar una más que otra.

P. Si pudieses pedir un deseo…

R. No creo en estas cosas. Creo que cada uno de nosotros tiene que hacer algo por los demás, cada uno dependiendo de sus capacidades.

P. ¿Qué te gustaría hacer cuando te retires? Hijos, entrenar…

R. Siempre he dicho que me encantan los niños, así que seguro que si todo va bien será algo importante en mi vida. La familia es algo muy importante para mí y por tanto será una de mis prioridades.

¿Aún no conoces El HuffPost Deporte en Facebook? ¡ÚNETE!

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest