Huffpost Spain

Lula dice que responderá a las "ofensas" con política en las calles

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Enérgico, emocionado, indignado. Así ha comparecido el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva para afirmar que su respuesta a la "ofensa" que, según él, ha supuesto el interrogatorio al que ha sido sometido en una comisaría será hacer "política" en las calles.

"La única respuesta que puedo dar a la ofensa es ir a la calle y decir: estoy vivo y soy más honesto que ustedes", afirmó Lula en un mitin ante centenares de simpatizantes, celebrado en la sede del sindicato de empleados de banca en Sao Paulo.

Lula señaló que fue "secuestrado" por la Policía Federal en su apartamento -los medios locales no de ponen de acuerdo en catalogar este acto como detención, testificación o retención- y consideró que la orden judicial que permitió llevarle a comisaría fue una "ofensa personal", al Partido de los Trabajadores (PT) y "a la democracia".

"Fue una falta de respeto a alguien que dedicó la vida a este país", afirmó Lula, quien se denominó a sí mismo como el mejor mandatario "de la historia de Brasil" y "el mejor presidente del inicio del siglo XXI en el mundo entero".

(Puedes seguir leyendo tras la foto...).

lula libre

Lula saluda a sus fieles, tras quedar en libertad.

¿QUÉ SOSPECHAS HAY SOBRE ÉL?

El ex jefe de Estado, que está siendo investigado por su supuesta implicación en el escándalo de corrupción de la petrolera Petrobras, hizo un repaso de su vida y su labor social al frente del Gobierno, lo que le llevó a las lágrimas.

"Si alguien piensa que me va a callar con persecución y denuncia, no sabe que sobreviví al hambre. Y quien sobrevive al hambre es incansable", manifestó.

Lula se ofreció a su partido y a los movimientos sociales para participar en mítines por todo el país y el auditorio, en el que estaba la ejecutiva del PT, le aclamó para que se vuelva a presentar a las elecciones.

"Brasil urgente, Lula presidente", coreó el auditorio, entre ellos el presidente del PT, Rui Falcão, que se encontraba al lado del exmandatario.

En su discurso, Lula también dio un recado a la presidenta Dilma Rousseff y le apuntó que la "solución" a la crisis no pasa por adoptar las medidas que demandan los grandes empresarios, sino por "hacer que el pobre vuelva a ser consumidor y hacer que vuelva a comer cosas que está dejando de comer".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- La Policía brasileña detiene al ex presidente Lula en Sao Paulo

- Más de un millón de brasileños se manifiestan contra Rousseff

- La lista de investigados por corrupción en Petrobras pone a temblar a Brasil

- Dilma Rousseff asume su segundo mandato como presidenta de Brasil

- Indignados a la brasileña

- Río de Janeiro, una mansión y mil favelas

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter