Huffpost Spain

Los traumas añadidos cuando eres mujer y refugiada

Publicado: Actualizado:
Imprimir

El Parlamento Europeo ha aprobado este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, un informe en el que pide a la Unión Europea que tome medidas para proteger a las mujeres demandantes de asilo. Son aún más vulnerables que sus compañeros hombres, denuncia el documento, porque en el camino hacia Europa son además víctimas de violencia sexual y otros tipos de abuso. Un problema extensible a los menores no acompañados y a las personas LGTBI.

"Por primera vez desde el comienzo de la crisis de los refugiados y los migrantes, las mujeres y los niños superan en número a los hombres adultos", ha recordado el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, este lunes. Si antes el 70% de quienes llegaban eran hombres, ahora las mujeres y los niños representan cerca del 60%, explica, lo que hace necesario un enfoque de género en el proceso de gestión del asilo.

En su periplo por campamentos, embarcaciones endebles, y fronteras que se alcanzan a pie, las mujeres y las niños se enfrentan dificultades añadidas en un camino de por sí duro. Estas son algunas de las que menciona la Eurocámara:

- El acoso, la violencia y el abuso sexual, y la estigmatización que conllevan, son compañeros de viaje de muchas mujeres.

- Las bandas criminales que se aprovechan de la falta de un pasaje seguro a Europa las explotan sexualmente a ellas y a los menores. A veces tienen que pagar con sexo para poder continuar su viaje.

- Tanta violencia sexual hace que estén más expuestas a enfermedades de transmisión sexual.

- Y a embarazos indeseados.

- En los centros de tránsito y los campamentos de refugiados no tienen servicios, duchas ni camas separadas de los hombres, lo cual facilita los abusos.

- Cuando llegan al país al que se dirigen encuentran "empleos en negro en condiciones degradantes".

- Y los Estados miembro están retrasando e incluso violando el derecho a la reunificación familiar.

- La paridad es una gran desconocida en los comités de coordinación y otras entidades de representación de refugiados.

[Continúa después de la imagen]
refugiadas

"Para las mujeres todo es muy difícil en Siria", cuenta a El HuffPost Maisonn Shukair, refugiada de 47 años que lleva un año y medio en España, invitada a participar el pasado viernes en un acto en la sede del Parlamento Europeo en Madrid. "Cada mujer ha perdido a un hermano, a un hijo o a un padre por culpa de la guerra y de los ataques del Estado Islámico (EI) y las que están fuera, sin calificaciones, con niños, también tienen una situación increíble".

Las historias de terror son parte de su día a día. Una familiar suya falleció en el mar con sus dos hijas, de 10 y 8 años. Un amigo cantante que criticaba al régimen murió víctima de torturas en la cárcel. Otros amigos y conocidos fueron asesinados por el EI, que cuando toma una población mata a los hombres y secuestra y viola a las mujeres, según relata. "La violencia sexual también es habitual en las cárceles del régimen".

Maisonn Shukair, refugiada siria en España, tuvo que enfrentarse a la decisión de elegir a uno de sus dos hijos al pedir asilo

Cuando ella perdió su casa y su farmacia en una localidad cercana a Damasco, decidió salir del país y puso rumbo a España, donde tiene una prima. Entonces se tuvo que enfrentar a una de las decisiones más difíciles que se le puede plantear a una madre: elegir a cual de sus dos hijos se traía consigo. Fue el mayor, que tenía 18 años y estaba a punto de ser obligado a alistarse en el Ejército. El otro, de 15 años, cruzó con su marido un tiempo después la frontera de Líbano. Al padre le apresaron y al hijo le dieron una paliza y tuvieron que operarle. En los dos meses que estuvieron en ese país -de donde salieron con ayuda de la Embajada española-, ella perdió 29 kilos.

"POR EL MEDITERRÁNEO SE HUNDIRÁ EUROPA"

"La mujer es silenciosa, callada, no protesta, no dice nada. Y acaba en el peor sitio [en las embarcaciones], con el peor chaleco, con la peor situación, y nadie se percata de lo bien o lo mal que lo está pasando", explica a este diario Oscar Camps, presidente de una ONG de salvamento marítimo, Proactiva Open Arms, que ha creado recientemente para poder operar en la isla griega de Lesbos.

"Llegan pensando que están en un lugar seguro, pero muchas son víctimas de abusos sexuales y violaciones"

"El Mediterráneo será la tumba de Europa como la conocemos, por el Mediterráneo se hundirá Europa", vaticina Camps, que ha visto demasiada muerte en el mar. Escenas de las que no cree que nadie se pueda recuperar, ni él ni nadie. Niños y bebés que mueren ahogados o por hiportermia a bordo de las pequeñas balsas en las que viajan hacinados, o cuando se los come el mar, porque "cuando llega la ayuda a veces es demasiado tarde".

Quienes sí consiguen cruzar con vida, "llegan pensando que están en un lugar seguro, pero muchas son víctimas de abusos sexuales y violaciones", cuenta la portavoz en España de la Agencia de la ONU para los refugiados, ACNUR. "No tienen tiempo para denunciar, o tienen miedo", explica María Jesús Vega, y por eso es importante que se realice una identificación temprana de los casos más vulnerables, que son sobre todo las mujeres y jóvenes que llegan sin compañía o se quedan solas en el camino. En sus informes, recogen también historias de niñas que empiezan a trabajar a los 14 o 15 años, que a veces, como mujeres más adultas, tienen que recurrir a "sexo de supervivencia" para llegar a fin de mes.

ACNUR y Unicef han puesto en marcha centros especiales para ellos, "lugares seguros" donde pueden contar con alojamiento, ayuda psicológica y asesoría laboral. Pero como recuerda, son los Gobiernos de la UE los responsables de esta crisis y son ellos quienes tienen que cumplir el derecho al asilo.

[Continúa después de la imagen]
refugiadas niños

Paloma Favieres, coordinadora de los servicios jurídicos de CEAR, recuerda que no solo la guerra confiere el derecho al asilo. Hay bastantes razones más que ponen en riesgo su integridad. Cuestiones de violencia de género, que les permite solicitar refugio: "Prácticas tradicionales y religiosas que se imponen a las mujeres como la mutilación genital, las pruebas de virginidad, los matrimonios forzosos, la dote, el hecho de obligarte a llevar una determinada vestimenta, y luego, evidentemente, la violencia doméstica y la trata de personas con fines de explotación, la mayoría laboral pero también sexual". La orientación sexual también es decisiva en algunos países. Los hombres también la sufren, pero según Favieres, las mujeres transexuales "están doblemente victimizadas".

""Mientras no se habiliten corredores y visados humanitarios, la gente caerá en manos de los traficantes. ¿Quién alimenta a las mafias?"

"Es muy importante, en todos los procedimientos de asilo, pero especialmente en los casos más vulnerables, el trabajo en red (psicólogos, psiquiatras, trabajadores sociales, mediadores, las personas que conviven con ellos en los centros)", y es crucial, dice, detectar los casos. "La mayoría de las mujeres que vienen (en patera, por vía aérea, o por otros caminos) no se identifican como víctimas, porque nadie se lo ha explicado, y la mayoría de ellas no sabe ni por asomo que eso les da derecho a asilo".

Pero es más, "si no se habilitan vías seguras de paso, sí o sí, se ponen en manos de traficantes", donde es frecuente que sean víctimas de abusos sexuales. "Mientras no se habiliten corredores y visados humanitarios, la gente caerá en manos de las mafias. No pueden esperar", dice, y concluye su charla con este diario con una reflexión que deben hacerse los Gobiernos y la UE: "¿Quién alimenta las mafias?"

QUÉ DEBE HACER EUROPA

La Eurocámara no quiere formar parte de la respuesta a esa pregunta, y pide a la UE que garantice que los funcionarios que trabajan con refugiados estén formados en cuestiones de género. Que haya psicólogos y especialistas en trauma y en apoyo a mujeres, y que tengan ayuda legal. Que se les informe de que pueden pedir asilo en procesos independientes a sus maridos.

Que tengan acceso a recursos de salud reproductiva, incluido el aborto. Y a algo tan básico como "kits de higiene" que incluyan compresas y tampones. Que no se las recluya en centros de detención, porque su situación se hace aún más endeble. Y que tengan la posibilidad de que les cuiden a sus hijos mientras hacen trámites administrativos.

Esas son algunas de las demandas del informe (que ha sido aprobado con 388 votos a favor, 150 en contra y 159 abstenciones) que fija la posición política del Parlamento, pero que no es vinculante ni obliga a nada a las instituciones. A pesar de todo, como cuenta Iratxe García, eurodiputada del PSOE y presidenta de la Comisión de Igualdad de Derechos de la Eurocámara, una parte del Partido Popular Europeo y de la extrema derecha querían tumbar algunas partes.

"Hemos tenido que escuchar por parte de algunos diputados (de extrema derecha) que nos tenemos que preocupar por los derechos de las mujeres europeas. Mi respuesta es que lo que tiene que hacer el Parlamento es trabajar y comprometerse con mejorar la vida de todas las mujeres, las que viven en Europa y han nacido aquí, pero también de las que vienen huyendo de la muerte", afirma García.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Perseguidos por el Daesh, acosados en Holanda: el calvario de los gays sirios

- Heridos y violados, así llegan a Suecia los menores refugiados

- Berlín abrirá un centro de refugiados homosexuales para protegerles de acoso

- AVISO: Este repaso al maltrato europeo a los refugiados puede herir tu sensibilidad