TENDENCIAS

Cinco anécdotas de Prince que probablemente no conocías

22/04/2016 17:26 CEST | Actualizado 22/04/2016 17:27 CEST
BRIAN RASIC VIA GETTY IMAGES

"El tiempo es un concepto creado por la mente. No es real", respondía Prince en 2011 al periódico The Guardian cuando le preguntaron por qué no parecía que envejeciera.

"Prince" era su nombre original, se lo pusieron por el nombre artístico de su padre, Prince Rogers. En una ocasión, su padre lo dejó claro: "Llamé a mi hijo 'Prince' porque quería que hiciera todo lo que a mí me habría gustado hacer".

El músico acabó convirtiéndose en una leyenda de la cultura pop. Son muchos los famosos que en entrevistas han hecho referencia a situaciones memorables que han vivido con Prince. El DJ y percusionista Questlove contó a la edición estadounidense del HuffPost una anécdota en la que el cantante condujo a toda velocidad un carrito de golf, le invitó a salir con él al escenario durante un concierto y luego le mandó organizar una fiesta.

Pero antes de ser rico y famoso, Prince era tan pobre que al parecer se quedaba fuera de los McDonald's para oler la comida que no podía permitirse. De vez en cuando, iba de puerta en puerta en representación de los testigos de Jehová. Y en una ocasión le dio una paliza a Charlie Murphy, el hermano mayor del actor Eddie Murphy, jugando al baloncesto.

A continuación recordamos cinco anécdotas increíbles y rebosantes de extravagancia del artista que falleció este jueves:


1. Prince era un controlador nato.

prince rojo y azul

En 1993, Prince se cambió el nombre por un símbolo personal e impronunciable. Por aquel entonces, Warner Bros. Studios y Paisley Park, su marca personal, mandaron disquetes amarillos a los reporteros y a los redactores para que pudieran insertar el nuevo símbolo de Prince en los artículos. La vicepresidenta de Warner Bros., Marylou Badeaux, comenta sobre el tema: "Fue algo que desconcertó y cabreó a todo el mundo".

La revista Vanity Fair entrevistó a Prince en esa época y le preguntó si sus amigos del estudio utilizaban el símbolo para referirse a él. Prince respondió, hablando de sí mismo y del símbolo en tercera persona, lo siguiente: "No tenemos por qué preocuparnos de cómo le llamamos porque, cuando nos llama, reconocemos su voz. Sabemos con quién estamos hablando".


2. Y también era controlador con otros famosos.

prince y chappelle

Después de que el humorista estadounidense Dave Chappelle lo parodiara, Prince se apropió de la imagen del cómico sin pedirle permiso. Así, en 2013, Prince lanzó el single Breakfast Can Wait, en cuya portada aparecía Dave Chappelle caracterizado de Prince. La fotografía de la portada era del sketch que había hecho el humorista en el programa Chappelle's Show en 2004, casi diez años antes de que saliera a la venta el single.

Un año después, en 2014, Chappelle le contó al humorista y presentador Jimmy Fallon en el programa The Tonight Show que la carátula del álbum fue como un "movimiento de judo de Prince". "Te ríes de Prince en un sketch y él lo utiliza y te pone en la portada de un disco", explicó. Chappelle dio a entender que no le había dado permiso a Prince para que utilizara su imagen, pero que no le iba a demandar. Porque era Prince.

También el humorista Al Yankovic quiso parodiar su música. Según contó, se acercó a Prince en distintas ocasiones con la intención de hacer su propia parodia, pero que nunca consiguió la aprobación del cantante. Y después Prince volvió a hacer de las suyas. Estas fueron las declaraciones de Yankovic al periódico Wired:

"Una de las cosas más raras que han pasado entre Prince y yo fue una ocasión en la que coincidimos en la gala de los American Music Awards. Aparentemente, ese año me tocaba sentarme en la misma fila que Prince, y recibí un telegrama —y no fui el único— de uno de sus mánagers en el que se me pedía que no estableciera contacto visual con el cantante durante la gala. No me lo podía creer".


3. Cuando alquiló la casa de una estrella de la NBA, Prince tiñó la fuente de morado y convirtió la puerta de entrada en su símbolo, entre otras reformas.

prince naranja

El exjugador de la NBA Carlos Boozer le alquiló su casa a Prince en 2004 después de que este se ofreciera a pagarle 70.000 dólares de alquiler al mes.

Cuando Prince se mudó a esa casa, la transformó para "dejar en ella un sello de lluvia púrpura", comentaba Jay Williams, compañero de equipo de Boozer, al diario deportivo ESPN. Incluso llegó a tirar tabiques.

Así lo explica Williams:

"Al principio Boozer tenía la intención de darle un paliza, pero Prince le calmó con un: 'Toma, Boozer, toma un cheque de un millón, yo me encargo de todo, vuelve a ponerlo todo como tú quieras'. Y Boozer acabó pensando: 'Qué tío tan guay".


4. En principio, la canción Bad estaba pensada para que la cantaran a dúo Prince y Michael Jackson, pero Prince reculó cuando vio que la primera línea de la canción.

michael jackson

En el año 1997, en una entrevista para la cadena estadounidense VH1, el humorista Chris Rock le preguntó a Prince por qué había rechazado la oferta de colaborar con Michael Jackson en la canción Bad.

Prince explicó que habría interpretado el personaje de Wesley Snipes en el videoclip, y aclaró que se había negado por una razón muy concreta.

"La primera línea de la canción dice 'Your butt is mine", explicaba Prince. Y afirma que le preguntó a Michael Jackson quién iba a cantarle esa parte de la canción a quién. Para luego añadir: "Porque ni de broma vas a ser tú quien me diga esa frase a mí".


5. Prince estaba preparado para que le apuntaran los focos desde una edad muy temprana. Su padrastro le subió al escenario para que bailara con James Brown cuando tenía tan solo diez años.

"Mi padrastro me subió al escenario con James Brown y bailé un poco hasta que me echaron los guardaespaldas", relataba Prince en la MTV en el año 1985.

Años después, Prince se uniría a James Brown y a Michael Jackson sobre el escenario para tocar con ellos, como puedes ver en el vídeo de arriba.

prince guitarra


Prince

TAMBIÉN T PUEDE INTERESAR

Échale un vistazo al Facebook de Tendencias. ¡SÍGUENOS!

Este artículo fue publicado originalmente en la edición estadounidense de 'The Huffington Post' y ha sido traducido del inglés por Lara Eleno Romero.

Ve a nuestra portada Facebook Twitter Instagram Pinterest