Huffpost Spain

Las neveras vacías de Venezuela (FOTOS)

Publicado: Actualizado:
Imprimir

Los altos precios de los productos en Venezuela y su escasez crónica están haciendo que muchos ciudadanos luchen cada día por poner comida en sus mesas. La recesión y una economía controlada por el estado, disfuncional, están forzando a muchos en el país sudamericano a reducir el consumo de bienes esenciales y desequilibrar por completo su dieta.

Venezuela enfrenta desde hace más de dos años una creciente crisis económica, reflejada en la escasez de alimentos, medicinas y otros productos de primera necesidad. El episodio más reciente ha sido el recorte del servicio eléctrico cuatro horas al día en varias partes del país, incluidos algunos sectores de Caracas. Además, como consecuencia, el presidente Nicolás Maduro dictó que los trabajadores del sector público apenas trabajen dos días a la semana.

La Agencia Reuters ha fotografiado a varias familias de la capital, Caracas, que muestran la precariedad de su situación de un sólo vistazo, con unas alarmantes fotos de sus neveras o alacenas, prácticamente vacías.

  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
    Luisa Gomez, Gabriel Castillo, Kerlin Garrido Y Antony Arias, en su casa de Caracas. "Hemos comido hoy, pero no sabemos si comeremos mañana".
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
    Lender Perez, su esposa Isamar Ramirez y sus hijas Lismar y Lucía. "Llevamos 15 días comiendo pan o arepas con queso. Comemos peor que antes".
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
    Mario Bedoya y su esposa Carmen, en Caracas.
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
    Yunni Perez posa con su familia: Carlos Acosta, Adrian González, Luis Oliveros, Luis Oliveros y Hector Acosta, en Caracas.
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
    Duglas Sánchez, en Caracas. "Comemos muy mal, de forma muy desequilibrada. Si comemos, no cenamos. Si cenamos, no desayunamos".
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
    Yaneidy Guzmán con sus hijas, Esneidy Ramírez (R), Steffany Pérez y Fabiana Pérez, en su casa de Caracas. "Comer es un lujo ahora, antes podíamos ganar algo de dinero y comprar ropa, pero ahora va todo a la comida".
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
    Mirella Rivero y su hijo José, en su residencia de la capital venezolana.
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
    Victoria Mata con sus familiares Naibeth, Sebastián, Delis, Denis y Wenderly Pereira. "Comemos menos, porque no pueden encontrar comida y, cuando aparece, el problema es que es tan cara que no puedes comprarla. No hacemos tres comidas al día, hacemos dos si podemos".
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS
    Jhonny Méndez posa con Yoelver Barreto, Yorver Barreto, Leida Bolivar and Yoalvier Barreto, en Caracas. "Tengo que irme de casa a las 5 de la mañana, afrontando el riesgo de que me ataquen y me maten, para hacer cola y traer apenas dos o tres productos".
  • CARLOS GARCÍA RAWLINS / REUTERS

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

Ve a nuestra portada Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter