Huffpost Spain

Procesan a Caco Senante, Bautista y al director de la SGAE por pagos irregulares

Publicado: Actualizado:
SENANTE
Efe
Imprimir

La Audiencia Nacional ha procesado al compositor Caco Senante, al director general de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), Enrique Gómez Piñeiro, y a su expresidente Eduardo Teddy Bautista por pagar 30.354 euros al cantante de forma ilegal y comprar una guitarra de 20.000 euros.

El juez José de la Mata ha acordado el paso a procedimiento abreviado (homólogo al procesamiento y paso previo a la apertura de juicio) de la pieza del caso SGAE sobre Senante, en la que también aparece como procesado el exdirector financiero de la entidad pública Ricardo Azcoaga.

El juez les atribuye delitos de falsedad documental, apropiación indebida y administración fraudulenta por pagar a Senante, "de modo supuestamente ilícito", cantidades que alcanzaron la suma de 30.354 euros y que fueron abonadas por la SGAE a una empresa del cantante en concepto de asesoramiento.

La segunda conducta que se ha investigado en esta pieza es la compra de un timple canario (un tipo de guitarra) por importe de 20.000 euros, un precio seis veces superior al valor real del instrumento musical, llevada a cabo por Senante, Bautista y Azcoaga sin cumplir la normativa de la SGAE.

"PLENA CONCIENCIA"

En el auto, el juez explica cómo Senante recibió de la SGAE, con el consentimiento de Bautista, Azcoaga y Gómez Piñero, pagos desde octubre de 2010 a junio de 2011 por los que se libraron 9 facturas como "cargo a la delegación de Canarias" hasta un total de 30.354 euros, por "prestación de servicios de asesoramiento", sin que fueran autorizados por el Consejo de Dirección de la entidad, pese a que el importe excedía de los 6.000 euros preceptivos.

Por el contrario, añade el auto, la aprobación de la contratación se realizó directa y unilateralmente por parte de Bautista, de acuerdo con el resto de procesados, quienes tenían "plena conciencia" de la irregularidad existente y de su falta de capacidad para hacerlo, además de conocer que Senante era consejero de la SGAE y, por tanto, no se le podían pagar honorarios profesionales desde la entidad.

Senante comenzó a prestar tareas de representación de la SGAE en Canarias desde octubre de 2010 "sin habilitación" formal alguna, explica el auto, que añade que en las islas existía entonces un delegado de zona que tenía atribuidas esas funciones y al que le comunicaron el 16 de noviembre la decisión interna sobre el cantante, servicios sobre los que Teddy Bautista dio órdenes para que no se informara al Consejo de Dirección.

"CIERTA NORMALIDAD"

No obstante, para simular "cierta normalidad", Senante informó al Consejo en 2011 de actividades que estaba realizando en Canarias, sin especificar que cobraba por ellas y que no las hacía como consejero de la SGAE.

Sobre la compra del instrumento musical, el auto señala que en 2011 Senante, con el consentimiento de Bautista y Azcoaga, decidió adquirir este timple, que tenía estampada una firma de Rafael Alberti, prescindiendo por completo de la normativa que establece la entidad para compras de más de 6.000 euros.

Con la argumentación de que era una pieza única que podría presidir la entrada de la nueva sede de la SGAE en Canarias, el objeto fue comprado por 20.000 euros, cuando el valor pericial que se le ha atribuido es de 3.270 euros, por lo que la entidad podría haber sufrido una pérdida de 16.730 euros, dice el juez.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- José Miguel Fernández Sastrón, elegido nuevo presidente de la SGAE

- Dimite José Luis Acosta, presidente de la SGAE

- Ramoncín se despacha a gusto en su perfil de Facebook: "¡Jodeos!"