Huffpost Spain

Irse de vacaciones: la difícil tarea de preparar el coche familiar

Publicado: Actualizado:
Imprimir

¡Nos vamos de vacaciones! Qué felicidad nos embarga... hasta que llega la hora de organizar el equipaje. Entonces te dan ganas de anular todos los planes. Colocar las mil maletas —que parece que nos vamos para todo el año—, preparar la bolsa de la comida, plegar la silla, colocar a los niños en el asiento de seguridad… Parece tarea fácil pero no lo es. Montar el coche familiar es un quebradero de cabeza para muchos padres, especialmente los primerizos y los que tienen familia numerosa.

Todo empieza con las ingentes cantidades de comida necesarias para pasar esos días. Biberones, potitos, agua para llevar mejor el viaje, galletitas 'por si nos entra hambre'... Por no hablar de los baberos y la ropa de cambio que hay que tener a mano, pues las posibilidades de sufrir algún percance durante el trayecto son del 97%.

Y una vez tenemos todo perfectamente colocado en el maletero del coche, llega el momento de plegar la silla. Una de las situaciones más tensas para los padres primerizos y un paso más de la rutina para aquellos más experimentados. Angustia, sudores fríos e intentos fallidos de introducir la silla sin plegar en el maletero. Hasta que pasan los meses, perfeccionas tu técnica y el momento de la silla se convierte en un sencillo hábito diario.

Preparar el viaje es una auténtica carrera de obstáculos en la que tan solo queda colocar a los niños en los asientos de seguridad, en muchas ocasiones entre llantos y pataletas, y disfrutar del tiempo en familia, en cuanto todo se vuelva a calmar gracias a las machaconas canciones de El Cantajuegos que nos acompañarán hasta que lleguemos a nuestro destino. ¡Bien, la playa!

De la mano de la monologuista Sara Escudero, seguros DKV nos presenta la serie Irse de madre, que en cada capítulo analiza, en clave de humor, los avatares de la maternidad/paternidad, haciéndonos reír con situaciones cotidianas en las que nos vemos reflejados todos los que somos padres.