Huffpost Spain

La surrealista historia de un holandés que acabó hospitalizado en China

Publicado: Actualizado:
HOLANDES
Imprimir

El amor, seguro que ya lo dejó escrito alguien, es una larga espera. Y, si no, que se lo digan a Alexander Pieter Cirk, un holandés de 41 años, tuvo que ser hospitalizado en la ciudad central china de Changsha después de pasar 10 días en el aeropuerto local, esperando a una mujer de 26 años con la que había concertado una primera cita, informó este lunes la prensa local.

Según la televisión provincial de Hunan, de la que es capital Changsha, el hombre conoció a la mujer vía internet y se habían gustado, por lo que decidió tomar un avión y recorrer 4.500 kilómetros para quedar con ella, pero la cita no salió todo lo bien que él quería.

Al ver que la mujer no se presentaba en el aeropuerto de la ciudad, el hombre la llamó, pero su teléfono estaba apagado. Airado, se negó a dejar el lugar, quiso quedarse con la esperanza de que su enamorada apareciese y pasó allí 10 días hasta que tuvo que ser ingresado con síntomas de grave agotamiento físico, informó Hunan TV.

Cuando la noticia del holandés despechado apareció en la prensa local, la mujer también salió públicamente para declarar que conocía al hospitalizado y había en efecto acordado quedar con él, pero aseguró que no había entendido los detalles de la cita.

Según ella, el holandés le mandó una foto con números y letras que podrían significar la referencia de un vuelo, pero ella no logró clarificar de qué se trataba y finalmente no se presentó en el aeropuerto. De hecho, asegura que todo se trataba de una broma porque habían decidido esperar un año antes de conocerse.

Además, el día en el que llegó el enamorado, ella se sometió a una operación de cirugía estética en otra ciudad, y "necesitaba tiempo para recuperarse", adujo la mujer, quien prometió encontrarse con el holandés y darle las explicaciones convenientes.

Ahora, asegura que quiere ver al hombre una vez que se recupere y que desea mantener la relación. "No he podido verla, pero siento que nuestra relación se ha fortalecido", aseguró el holandés.

En la red social china weibo, en la que la historia se ha hecho viral, algunos creen que el comportamiento del hombre fue "extraño", mientras que otros mostraron compasión hacia el holandés.