Huffpost Spain

Massimo Bottura, el chef del mejor restaurante del mundo, cocina en los Juegos para los necesitados

Publicado: Actualizado:
MASSIMO BOTTURA
Massimo Bottura, en Rio de Janeiro el 9 de agosto de 2016. | AFP
Imprimir

Se llama Massimo Bottura, regenta el mejor restaurante del mundo y está detrás de Gastromotiva, un comedor comunitario que ha abierto esta semana en Río de Janeiro, en plenos Juegos, para atender a personas sin recursos y que aprovechará excedentes de los alimentos de la Villa Olímpica.

En barrio de Lapa, en el corazón de Río, el Refettorio Gastromotiva contará con reconocidos chefs para crear platos internacionales con ingredientes no manipulados de la Villa Olímpica donados por las empresas que atienden el catering de los atletas. Cada chef preparará su menú en función de los ingredientes recibidos, que serán enviados a Gastromotiva antes de su traslado a la Villa Olímpica y que en ningún caso serán sobras de comida.

El objetivo es ofrecer alimentos con dignidad a personas en situación de vulnerabilidad y abrir un espacio de especialización para los jóvenes talentos de la cocina. La iniciativa surgió de David Hertz, fundador de la ONG Gastromotiva, que trabaja en Brasil desde hace 10 años y que se unió al proyecto Food For Soul (Comida para el alma) que lidera Bottura.

Gastromotiva, que cuenta con la colaboración de más de 50 empresas, está ubicado en un local en Lapa remodelado en apenas dos meses con diseños del prestigioso artista brasileño Vik Muniz. El establecimiento ha sido cedido por el ayuntamiento de Río durante 10 años, porque el proyecto tiene vocación de permanencia. Al término de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, Gastromotiva seguirá funcionando con donaciones de empresas colaboradoras.


Éste es un modelo basado en el Refettorio Ambrosiano que creó Bottura y en el que 65 chefs internacionales cocinaron con ingredientes excedentes de la Expo de Milán en 2015.

El proyecto, explicó Hertz durante la presentación ante la prensa, se basa en cuatro pilares: combatir el hambre, el desperdicio, ofrecer oportunidades de trabajo e impulsar la educación. El establecimiento servirá como escuela de formación para jóvenes aprendices con escasos recursos que podrán aprender de la mano de chefs experimentados y ofrecerá cursos de educación alimentaria.

La lista de chefs que pasaran por Gastromotiva incluye al francés Alain Ducasse, el brasileño Alex Atala, y los españoles Andoni Luis Aduriz o Joan Roca, del prestigioso restaurante Can Roca.

Durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, Gastromotiva ofrecerá únicamente cenas a las personas necesitadas. A partir del 19 de septiembre, abrirá al público al medio día con el concepto "pague el almuerzo y done la cena".

Bottura, que regenta la Osteria Francescana en Módena, con tres estrellas Michelin y considerado el mejor restaurante del mundo en la clasificación de S. Pellegrino World, resume las bases del proyecto: "Cultura, conocimiento, conciencia y sentido de la responsabilidad son cuatro conceptos claves que hay que tener en cuenta en nuestra vida. Gracias a ellos ha salido adelante este proyecto".

La meta, añade Bottura, es "transformar la gastronomía en la mayor herramienta de inclusión social", es el "movimiento de gastronomía social".

Gastromotiva no solo pretende limitarse a la gastronomía, sino cambiar la fisonomía del barrio de Lapa, castigado por el abandono y la delincuencia, e impulsar mejoras, como la remodelación del parque infantil que se encuentra frente al restaurante.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- 19 curiosidades sobre Osteria Francescana, el mejor restaurante del mundo

- Cambiar el mundo desde la alta cocina es posible

- El selfie en Río que demuestra que el deporte traspasa fronteras