Huffpost Spain

Luis de Guindos resta importancia al formato de su comparecencia sobre el caso Soria

Publicado: Actualizado:
GUINDOS ECOFIN
EFE
Imprimir

El ministro español en funciones de Economía, Luis de Guindos, restó este sábado importancia al formato de su comparecencia para informar sobre la polémica designación del exministro José Manuel Soria como representante de España para ocupar un alto cargo en el Banco Mundial.

"No creo que el formato sea lo mas importante, lo importante es que son las explicaciones", afirmó De Guindos en la rueda de prensa posterior al Ecofin informal celebrado ayer y hoy en Bratislava.

El Gobierno de Mariano Rajoy decidió que su ministro de Economía en funciones no acuda al pleno del Congreso para explicar el caso Soria y su renuncia a ocupar un alto cargo en el Banco Mundial, como ha reclamado la oposición, sino que lo haga ante la Comisión de Economía de la Cámara.

"Creo que el control que se puede ejercer desde la Comisión de Economía es válido", defendió el ministro, quien recalcó que ha acudido a este órgano parlamentario en varias ocasiones a dar explicaciones sobre diversos asuntos de gran importancia.

"En una ocasión por la nacionalización de Bankia, en otra por el rescate bancario de España, y nadie me pidió que fuera al pleno", recalcó.

El ministro dijo desconocer el motivo por el que los partidos de la oposición habían solicitado su presencia ante el pleno del Congreso.

Además, recalcó que espera ir "cuanto antes mejor" a la Comisión de Economía del Congreso, y fuentes del Ministerio de Economía señalaron que estaría dispuesto a acudir el mismo martes.

La Comisión de Economía del Congreso se constituirá el lunes por la tarde y será de las primeras en crearse, con vistas a que el ministro en funciones comparezca ya la próxima semana, cuando también informará sobre el nuevo candidato que sustituirá a Soria tras su renuncia a la candidatura, el exsecretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre.

INFORMACIÓN SOBRE EL CASO APPLE

En cuanto, a lo dicho en la reunión de ministros de economía y finanzas reclamó más información sobre el caso Apple que permita estimar los ingresos que España perdió por el desvío de beneficios de la empresa a Irlanda, donde se beneficiaba de ventajas fiscales consideradas ilegales por Bruselas.

"Los arreglos fiscales son discriminatorios", afirmó De Guindos al término de la reunión del Ecofin, donde los ministros del ramo europeos han discutido la decisión de la Comisión Europea (CE) de exigir a Apple que pague 13.000 millones de euros más intereses a Irlanda de impuestos no abonados al país.

"No es solo discriminatorio para las empresas, también lo es para los países, y ha tenido un impacto a la hora de localizar el pago del impuesto de sociedades", aseguró.

"Queremos ver cuál es dicho impacto, analizarlo; en un momento en el que se está haciendo un esfuerzo importante para reducir el déficit, es fundamental que esos ingresos no se pierdan", añadió.

Preguntado por si prevé pedir la devolución de los potenciales impuestos que Apple no haya abonado a España por haber desviado sus beneficios a Irlanda, De Guindos dijo no querer "adelantar acontecimientos".

Por el momento, "queremos conocer exactamente hasta dónde llega, las cuantías, sus efectos, cuánto correspondían... la Administración tributaria española no tiene sola la capacidad", dijo, a la vez que apuntó que no puede adelantar estimaciones sobre cuánto dinero podrían haber dejado de percibir las arcas públicas españolas.

Durante el encuentro de ministros, el representante español ha mostrado su apoyo a la decisión de la Comisión Europea y ha pedido a la institución que valore el impacto que ha tenido el caso Apple en los presupuestos nacionales.

No obstante, el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, aseguró en una rueda de prensa que no le corresponde a Bruselas, sino a las capitales, hacer sus cálculos.

"Queremos saber más, si hay otros casos, donde se ha producido... no voy a cuestionar que (el caso Apple) esté dentro de un expediente sobre ayudas de estado, pero creo que va mucho más allá", insistió por su parte el ministro español.

De Guindos insistió en que los arreglos fiscales, conocidos como "tax rulings", eran "trajes a medida para empresas específicas" y no eran accesibles al resto de compañías, por lo que se distorsionaba la competencia.

"Yo estoy a favor de los impuestos bajos, pero que se tienen que pagar" y en "condiciones de equidad", dijo el ministro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

- Guindos explicará el caso Soria en comisión y no en Pleno

- El Gobierno quiere enviar al exministro Soria al Banco Mundial