Huffpost Spain

La española Ruth Díaz, mejor actriz de la sección Horizontes de Venecia

Publicado: Actualizado:
CINE
GTRESONLINE
Imprimir

La española Ruth Díaz ganó hoy el premio a mejor interpretación de la sección Horizontes de la Mostra de Venecia por su papel en Tarde para la ira, la ópera prima de Raúl Arévalo.

"Ciao Venezia, grazie mille" dijo una "muy emocionada, muy nerviosa, muy orgullosa y muy agradecida" Díaz, con la voz temblorosa y al borde de las lágrimas.

La actriz agradeció al jurado que haya pensado que su trabajo en "Tarde para la ira" "merece este reconocimiento y, especialmente a Raúl Arévalo: "me ha hecho el regalo de mi carrera", aseguró.

También se lo dedicó a la productora de la película, Beatriz Bodegas. "Sin ti esta película no habría sido posible", dijo la actriz, antes de acordarse de todo el reparto y de sus compañeros Antonio de la Torre y Luis Callejo, así como de su familia y de su hija.

Díaz interpreta en la película a una mujer que espera la liberación de su marido tras ocho años en la cárcel por el atraco a una joyería, mientras regenta un bar con su hermano y trata de sobrevivir emocionalmente a la soledad.

Una interpretación que le ha valido el reconocimiento de la Mostra a Díaz (Reinosa, 1975), una actriz que se ha prodigado tanto en el cine -con películas como El calentito o Los días no vividos — como en el teatro — El lado oeste del Golden Gate, Tartufo o Caricias — y la televisión, con participaciones en Hospital central o MIR.

Horizontes, que es la segunda sección en importancia del festival y está dedicada a las nuevas tendencias estéticas y expresivas del cine, concede un único premio de interpretación, a una actriz o actor, que en este caso fue para Díaz.

Tarde para la ira, que fue muy bien recibida en Venecia, es un thriller pero también un estudio de la venganza en el ser humano, que es el primer trabajo como director de Arévalo, que siempre había soñado con saltar a la dirección.

Protagonizada por Antonio de la Torre, Luis Callejo y Ruth Díaz, la película se proyectó en Venecia antes de su estreno oficial en España y mañana se verá en el Festival de Toronto.