Huffpost Spain

La teoría más loca loca loca de los conspiranoicos sobre Hillary Clinton

Publicado: Actualizado:
HILLARY
Imprimir

Hillary Clinton sufrió un desmayo el domingo por la tarde al salir de un acto de homenaje por las víctimas del 11-S

Nada fuera de común si no fuera porque Clinton ocultó que desde el viernes anterior que sufría una neumonía

La enfermedad alimentó las teorías conspiranoicas sobre la salud de Clinton, lideradas desde hace meses por su rival Donald Trump

Que si sufre parkinson, que si tiene ataques de epilepsia. Sólo les falta decir que fue abducida por un extraterrestre... Cualquier cosa vale. Por ejemplo, que las recurrentes toses de Cinton son síntoma de su enfermedad

A tal punto han llegado los conspiranoicos que han 'descubierto' que Hillary sólo es Hillary la mitad del día. El resto del tiempo la sustituye... ¡un doble!

Así que se han puesto a analizar cada foto del antes y del después del desmayo de Hillary del domingo. Y como tienen una soberbia capacidad para autoconvencerse, han 'descubierto' que su pelo es diferente. Y la nariz no es, ¡oh Dios!, la misma

Y mucho ojo, porque ni siquiera el lóbulo no es igual. NO-ES-IGUAL

Un momento: la de la izquierda es Clinton después del desmayo y la de la derecha, antes de que se viniera abajo. ¿Acaso se ha hecho una liposucción en tres horas? ¡Ajá! Aquí hay gato encerrado

¿Suficiente? No: el tamaño de sus dedos TAMPOCO es el mismo

Visto lo visto, y conscientes de que (ja) algo (ja) no (ja) cuadra (jajajaja), los conspiranoicos se pusieron a buscar a la doble de Hillary. Dicho y hecho. Aquí está:

Que, vaya, se parece un poco a Hillary, pero de ahí a ser su doble... Lástima que el día en el que esta mujer, que es actriz, estaba en Nueva York se encontraba en realidad en Los Angeles

Un momento ¿Y si el doble no fuera esa actriz? ¿Y si el doble estuviera en España?

Hillary: no estás sola. Felipe González también tuvo su doble

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

- Stephen King triunfa en Twitter por su original ataque a Donald Trump

- Trump el 11-S: "Ahora mi edificio es el más alto"